El tiempo en: Jerez
Martes 23/04/2024  

Jerez

Javier Cámara en el Festival de Málaga: "Este trabajo me ha salvado la vida"

Acaba de recibir el Premio Málaga en el festival que la capital de la Costa del Sol dedica cada año al cine español

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Javier Cámara -

El actor Javier Cámara siente que se encuentra en una etapa personal y profesional en la que ya no tiene "miedo a nada", tampoco a enfrentarse a su trabajo, que es "gloria bendita" y le ha "salvado la vida", aunque también asegura que la responsabilidad "va creciendo".

"Si hay gente que se mete con este sector, me sentaría con ellos a decirles que están equivocados. No he conocido a nadie que quiera hacer una mala película, desde el que pone una valla para cortar una calle hasta la estrella rutilante. ¿Hemos hecho películas malas? Muchas, porque son muy difíciles", ha resaltado.

Cámara, que ha recibido el Premio Málaga en el Festival de esta ciudad, se considera un actor "muy privilegiado, de los pocos que trabajan anualmente y están diciendo no a cosas", mientras "el 80 por ciento de la profesión está casi en paro, ganando poco dinero o subsistiendo de otras cosas".

En sus inicios, asegura que no soñó "nunca" con el cine ni con la televisión, porque quería "ser actor de teatro", y entró en la Escuela de Arte Dramático de Madrid aconsejado por un profesor.

"Cuando repetí COU entero por querer irme de mi pueblo, porque empezaba a descubrir mi sexualidad, que no era la que más entonaba con vivir en un pueblo, este profesor me dijo que en la Escuela de Arte Dramático aceptaban a estudiantes con segundo de BUP. Yo le pregunté: '¿pero el teatro se estudia?'".

"Las decisiones más importantes de mi vida las han tomado siempre otros por mí", asegura el actor riojano, que está agradecido a quienes vieron "talento" en él.

En esa Escuela, una profesora le pidió que se quitara las gafas y le dijo que tenía "los ojitos pequeños", por lo que no podría trabajar en cine ni en televisión, pero sí en el teatro, porque tenía "expresividad".

"Fue uno de los consejos más bonitos que me dieron", subraya Cámara, que sigue recordando "ese consejo lleno de amor, que no fue nada crítico".

Sobre el momento actual del cine, resalta que "hay decenas de directoras brillantes, y un montón de chicas estudiando en las escuelas de arte", por lo que considera que hay que alegrarse "de este momento de lucha feminista, del momento de la mujer en la profesión y de la lucha contra la violencia".

Respecto a los jóvenes actores, admite que le sorprende "la avalancha de gente preparada, a la que solo le falta experiencia", y apuesta por "abrir las manos a todo el que quiere venir", puesto que "el talento está en los pueblos, donde ya no hay cines ni teatro, y ese talento hay que ir a buscarlo".

"¿Qué me queda por hacer? Conocer a esa gente", proclama el actor, que insiste en que "hay tanto talento que se desperdicia, que hay que buscarlo".

En su caso, revela que aprendió inglés con 35 años, lo que le abrió las puertas a producciones internacionales como la serie 'El joven papa', en cuyo rodaje, cuando le dijo la primera frase en inglés a Jude Law y este le contestó, le entraron "ganas de llorar". "Iba aguantándome las lágrimas", confiesa.

Cuando se le pregunta si su larga carrera le da ya tranquilidad al salir al escenario o ponerse ante la cámara, recuerda una frase de Amparo Baró, "una mujer volcánica que fumaba mucho, dos paquetes de Ducados al día".

En un descanso de la grabación de la serie '7 vidas', Cámara le preguntó a Baró mientras esta fumaba si a esas alturas de su carrera todavía se ponía nerviosa, y la actriz le contestó: "Va a más, Javier".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN