El tiempo en: Jerez
Martes 23/07/2024  

Jerez

El Hospital San Juan Grande incorpora un nuevo servicio de fisioterapia pediátrica

Cólicos del lactante, problemas de succión o infecciones respiratorias son algunas de las patologías pediátricas que pueden encontrar alivio con estas técnicas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Reyes Castro, fisioterapeuta infantil. -

En su estrategia de ampliar la cartera de especialidades para dar cobertura a las demandas en salud de toda la familia, el Hospital San Juan Grande acaba de estrenar un nuevo servicio de fisioterapia pediátrica, para menores a partir de 0 años, especializado en técnicas que aportan mejoría a una amplia variedad de patologías infantiles y que van más allá de los dolores articulares o de los problemas de movilidad. 

La fisioterapia respiratoria está indicada durante procesos infecciosos como bronquitis, bronquiolitis o neumonías y es un complemento al tratamiento farmacológico prescrito por el pediatra"

Aunque habitualmente se asocia los tratamientos de fisioterapia con dolores articulares o problemas de movilidad, en el ámbito de la pediatría tienen una serie de indicaciones mucho más amplias que pueden mejorar considerablemente la calidad de vida tanto del bebé como de sus cuidadores. Una de estas indicaciones más demandadas está relacionada con los clásicos problemas digestivos del recién nacido.

Como explica Reyes Castro, fisioterapeuta infantil del Hospital San Juan Grande, “uno de los motivos de consulta más frecuente está relacionado con patologías digestivas, como por ejemplo cólicos, gases, estreñimiento funcional o reflujo, que generan molestias, llanto inconsolable y afectan al descanso nocturno de toda la familia. Desde la fisioterapia podemos aplicar técnicas especializadas que estimulan el sistema digestivo para aliviar el dolor y otros síntomas asociados y, asimismo, proporcionamos pautas a las familias para que puedan manejar estas situaciones en casa y se sientan más seguros en cómo debe ser su actuación cuando se desata la crisis de llanto del bebé”.

Además de los problemas digestivos, la fisioterapia pediátrica es recomendable para tratar otras afecciones habituales en los recién nacidos, como la tortícolis congénita, deformidades craneales (aplanamiento), trastornos neuromusculares (parálisis braquial obstétrica) o corregir problemas con la succión por el frenillo o por hipotonía. Y, por supuesto, al igual que en el caso de los adultos, también se hace necesaria tras las intervenciones de cirugía traumatológica infantil.

Aunque una de sus indicaciones más desconocida y que resulta de gran utilidad es la fisioterapia respiratoria. Con este término se denominan una serie de técnicas especialmente indicadas para ayudar al bebé a respirar mejor cuando contrae alguna infección respiratoria. “La fisioterapia respiratoria está indicada durante procesos infecciosos como bronquitis, bronquiolitis o neumonías y es un complemento al tratamiento farmacológico prescrito por el pediatra. Aplicando estas técnicas se estimula la eliminación del moco de las vías respiratorias, lo que favorece no sólo una mejor confortabilidad para el bebé al ayudarle a respirar mejor, sino también que los fármacos actúen más eficazmente”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN