El tiempo en: Jerez
Martes 18/06/2024  

Jerez

Sanidad Pública Andaluza: ¿Se muere o la están dejando morir?

Los políticos, unos y otros, con su acción o inacción, son los responsables de que el sistema sanitario esté al borde del colapso

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Sanitarios en las últimas protestas. -

La Sanidad Pública Andaluza, la joya de la Corona, está al borde del colapso. Hemos vivido situaciones tensas a lo largo de los años, pero en esta ocasión la situación se está tornando crítica y así lo entienden los profesionales sanitarios que en los últimos días han alzado el grito de guerra en un intento desesperado de ser nuevamente ellos los que mantengan a flote este preciado bien del que todos presumen.

Mientras a nuestros políticos, unos y otros, sólo les interesa la Sanidad para conseguir una foto o un titular y la usan de arma arrojadiza contra su enemigo, nuestro sistema agoniza y se muere. Pero otra vez son los héroes sin capa, los profesionales sanitarios, los que luchan por salvarla. Están acostumbrado a ello y no van a desfallecer mientras haya un mínimo atisbo de esperanza.

Unos la dejan morir con sus acciones. La falta de coherencia de nuestra Consejera de Salud ha encendido los ánimos de unos profesionales que soportan sobre sus espaldas el funcionamiento del sistema. Oímos, casi a diario, que la falta de profesionales es el gran problema de nuestra sanidad, mientras Catalina García, sin ningún rubor, prescinde de miles de ellos  y condena a los que quedan a condiciones precarias. “Y en una muestra de cinismo político sin parangón, estos recortes se acompañan de cierre de camas, de quirófanos, de centros de salud…porque no hay profesionales suficientes. Con esta forma de actuar están dejando morir a la Sanidad Andaluza”.

En el lado contrario de la bancada política, se frotan las manos porque han  encontrado un filón para usar como arma arrojadiza contra su rival y se erigen como salvadores en otra muestra de cinismo político.

Estos otros, por su inacción, también son cómplices de que la sanidad se muera.  Nada de esto habría pasado si nuestro país contara con una Ley de Seguridad del Paciente, que lleva cuatro años olvidada en un cajón a pesar de tener el apoyo unánime de todos los partidos políticos en el Congreso de Diputados. Si hubiera la más mínima decencia política, el partido que dirige esta Nación y sus socios de gobierno tenían una excelente oportunidad de reafirmar su compromiso con la mejora de las condiciones laborales de las enfermeras y el funcionamiento de nuestro sistema sanitario y deberían haber puesto en marcha esta iniciativa  hace años. Pero para estos otros es mejor no hacer nada y poder seguir atacando a los unos. Blindar la Sanidad, evitar miles de despidos o poder seguir atacando al rival. Difícil disyuntiva para nuestros dirigentes.

Como decimos por estas tierras, entre todos lo mataron y ella sola se murió.

Por eso, a unos y otros, dejen a un lado sus diferencias. Salgan del lodazal y regresen a la arena política. Trabajen por los ciudadanos y ciudadanas. Cumplan sus compromisos. Cuiden de nuestra Sanidad porque es un bien de todos y todas. Y sobre todo, cuiden de los que cuidan.

Mientras tanto, los profesionales seguiremos haciendo lo mejor que sabemos hacer: “Seguir luchando para evitar que se muera

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN