El tiempo en: Jerez
Jueves 20/06/2024  

Jerez

Clamor en ‘Villas del Este’: “¡Señores! Las ratas nos invaden”

Reclaman al consistorio el soterramiento de un colector del que proceden los roedores

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai

“¡Señores! Las ratas nos invaden, entran en nuestros patios y salen por los desagües en época de lluvia”. Ése fue el mensaje -casi clamor- que los vecinos de Villas del Este trasladaron este jueves a los integrantes de la corporación municipal para dar a conocer una situación que vienen padeciendo desde hace años y que, aseguran, se va agravando con el paso del tiempo. De hecho, expusieron que “las ratas están presentando cada vez más resistencia a los venenos. Los raticidas ya no son tan efectivos”, por lo que han solicitado al Ayuntamiento que medien ante la Unión Europea en busca de una partida subvencionable que permita poner en práctica un nuevo sistema de eliminación de roedores, consistente en rociarles con una toxina que causa su muerte. Además, exponen que es un proyecto financiado por la CE, por lo que consideran que la opción está contemplada.
El origen del problema se encuentra en el colector existente en La Canaleja, que no fue soterrado tras la ejecución de la obra, pese a que en los planos públicos “consta como soterrado”. “Se han dejado aproximadamente 200 metros sin soterrar respecto del proyecto inicial”, exponen los vecinos, “por lo que no comprendemos cómo una situación tan importante de contaminación medio ambiental y de salud pública, se desoye por parte de los responsables del  Consistorio a lo largo de los años” -aluden a que las primeras reivindicaciones datan de 2005-.
Además, su voz de alerta no es ya sólo por las 3.000 viviendas que existen en el área de influencia del colector, sino por la próxima inauguración del Centro de Salud La Milagrosa, ubicado al lado del citado colector. En su opinión, el gobierno local tiene la “obligación” de subsanar este problema.
El colectivo vecinal no oculta su “indignación, descontento y temor” ante la gran cantidad de ratas que existen en la zona procedentes del colector abierto y ante  la falta de medidas preventivas para poner fin a la situación.
“Están saliendo ratas de gran tamaño que entran en las casas. Tenemos referencias de que han mordido a una persona impedida, a un joven adolescente, así como a perros. Están inundando el espacio ambiental en una zona habitada por personas jóvenes y con niños. Las madres de los niños del Colegio Ciudad de Jerez nos han hecho llegar sus quejas, ven a las ratas en el patio, así como el cura de la parroquia colindante al mencionado patio”, exponen.
Antes de reclamar la atención del pleno también remitieron un escrito a la alcaldesa, e incluso Mamen Sánchez visitó la zona junto a los vecinos en septiembre pasado, “pero hasta ahora sin resultado alguno”.
Del mismo modo, también aluden a otro foco de ratas procedentes del antiguo canal de regantes, sin uso en la actualidad y que sigue abierto, y  que es  “un foco más de contaminación”.

Se ofrecen para impulsar un complejo deportivo en la zona

En Villas del Este existen unos terrenos de titularidad municipal para dotar a la zona de equipamientos. En la actualidad esos terrenos se dedican al pasto de ovejas y ganado, e incluso como “pipi-can” del barrio, por lo que los vecinos han elaborado un proyecto para solicitar a Urbanismo su reparcelación y hacer realidad un pequeño complejo deportivo para que los niños y personas mayores de la zona tengan un lugar de esparcimiento. “Sabiendo la precariedad económica reinante en el Consistorio, estamos dispuestos a trabajar unidos  para su realización, conforme a un Contrato de Cooperación”, han trasladado al Ayuntamiento, ya que “lo paradójico es que no nos permitan utilizar ese terreno a los vecinos  para que los niños jueguen, sabiendo que no hay otro espacio en la zona. Estos terrenos están rodeados de villas habitadas por familias con niños, que no tienen dónde jugar. Tampoco tienen nuestros mayores un espacio de encuentro, deambulando por las calles, sin poder sentarse para descansar su espalda, pues los bancos no tienen respaldo”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN