El tiempo en: Jerez
Martes 09/03/2021

Jerez

La Hermandad de Loreto busca un local para alejarse de su párroco

El “desencuentro total” entre las partes obliga a la cofradía a “hacer vida en otro contexto” ajeno a la parroquia

Publicidad Ai
  • Nuestra Señora de Loreto, saliendo de San Pedro.

La Hermandad de Loreto se ha fijado como prioridad la búsqueda de un local en el que desarrollar su vida diaria como consecuencia de la situación de “desencuentro total” que vive con su párroco, José Hachero, lo que le ha llevado a asumir que debe encontrar el modo de “hacer vida en otro contexto” ajeno a San Pedro.

El hermano mayor, Eusebio Castañeda, admite que el “ambiente” se ha “enrarecido” de tal manera que “algunos hermanos” evitan incluso pasar por la parroquia, en cuyas dependencias dispone la cofradía de unos salones en los que desarrolla su actividad diaria.

El problema viene de cinco años atrás y coincide con la llegada a la parroquia de José Hachero, ya que “cualquier cosa” que plantea la hermandad “le molesta”, hasta el punto de que Castañeda asume ya su incapacidad para “solucionar” este permanente desencuentro.

“Quizá haya que dar un paso al frente y cambiar la misión de la hermandad, que siempre ha sido la de estar con la parroquia y ayudar en todo lo que se le pida. Pero si no nos quieren en la parroquia tendremos que hacer vida en otro contexto distinto”, explica.

Todo ello a pesar de que la hermandad vive un buen momento a pesar de la pandemia, entre otras cosas porque carece de “problemas internos”, los hermanos están “ilusionados” con los proyectos en los que se trabaja y las limitaciones para mantener reuniones o celebrar cultos han afianzado su relación a través de las redes sociales.

Una comisión trabaja ya para la localización de locales en el entorno del barrio de San Pedro que permitan a la hermandad dotarse de una sede propia en la que además de desarrollar su vida diaria pueda cobijarse su nuevo paso, que está en fase de ejecución y que se encuentra en el taller del tallista David Medina ante la imposibilidad de permanecer en la parroquia.

La empresa no es sencilla porque la cofradía apenas dispone de recursos económicos dado que está haciendo frente a los pagos de ejecución de ese nuevo paso. A pesar de ello, “ya se está contactando con propietarios” de locales del barrio y “haciendo números” para dotarse de ese espacio y recobrar cierta normalidad.

La Virgen de Loreto regresa a Santo Domingo 39 años después

Al margen de esta incidencia, la hermandad se encuentra muy ilusionada con el inminente regreso de Nuestra Señora de Loreto a la iglesia de Santo Domingo, que se enmarca en la celebración del Año Jubilar Lauretano.

En concreto, se ha previsto una función solemne para el próximo jueves 10 de diciembre, coincidiendo con la festividad de la Santísima Virgen.

A esa efeméride seguirá un triduo que culminará el domingo 13 de diciembre con la función principal de instituto, que no pudo celebrarse esta pasada Cuaresma.

La Virgen de Loreto ocupará el altar mayor del templo dominico, cuya comunidad está ofreciendo todo tipo de facilidades para el desarrollo de estos cultos extraordinarios.

De este modo, la titular de la cofradía del Viernes Santo regresará a Santo Domingo 39 años después de su marcha.

Hay que recordar a este respecto que la Virgen de Loreto recibió culto en este templo por espacio de siete años coincidiendo con la rehabilitación de la parroquia de San Pedro.

El Viernes Santo de 1981 la hermandad salió desde Santo Domingo y se recogió en San Pedro, en lo que supuso la vuelta a su sede canónica.

COMENTARIOS