El tiempo en: Jerez
Martes 02/03/2021

Provincia de Cádiz

“Esto no va de colores políticos. Es necesario aplicar el confinamiento”

Juan Marín, vicepresidente de la Junta, critica que el ministro Illa esté más pendiente de las elecciones catalanas "que de salvar vidas"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Juan Marín cumple dos años como vicepresidente de la Junta de Andalucía en un gobierno de coalición en el que, asegura, prima la lealtad; más aún en mitad de una crisis sanitaria como la que les ha tocado gestionar. Se muestra optimista de cara a la recuperación del sector turístico el próximo verano y con fuerzas para liderar la candidatura de Ciudadanos en las próximas autonómicas, aunque, insiste en que aún queda mucho tiempo por delante y que la prioridad pasa ahora por vencer al virus.

 

¿Cómo está viviendo los últimos días, coincidiendo con la expansión de la pandemia?

–Bastante preocupado, como no puede ser de otra forma. Nos ha tocado gestionar esto y no es nada fácil. Hay que seguir adelante y estamos ya viendo un poco el final. Con ánimo para terminar de vencer entre todos de una vez a la Covid. 

El presidente habla de explosión de contagios, el consejero nos pide que nos quedemos en casa, ¿cuándo creen que podremos alcanzar el pico en esta tercera ola?

–Los datos que nos trasladan nos hablan de unas dos semanas. Sería lo razonable, en función de como ha evolucionado una expansión explosiva de la nueva versión del virus. Tenemos puesta la esperanza de que a principios de febrero empezará ya un poco a moderarse y a empezar a descender.

Los sindicatos dicen que temen un colapso en cuestión de días y piden medidas más drásticas. ¿Hasta qué punto podemos estar tranquilos los ciudadanos si necesitamos hospitalización?

–La asistencia sanitaria, en disponibilidad de camas, UCI y profesionales está atendida. La evolución nos asusta un poco a todos. Hablamos de 200 hospitalizaciones diarias de media con 430 andaluces en UCI. El pico más alto en noviembre fue de 3.700 hospitalizaciones y casi 600 personas en UCI. Estamos en datos preocupantes y podemos llegar a esas cifras de nuevo la semana que viene. Por eso hemos puesto en marcha el plan 4.500 y ahí están a disposición todos los medios necesarios para atender cualquier emergencia. Cuando hablamos de confinamiento domiciliario lo decimos porque eso sería lo necesario ahora. Y ese confinamiento tampoco es necesario que ningún político lo imponga. Creo que los ciudadanos son lo suficientemente conscientes de la gravedad del problema como para que salgan de casa solo y exclusivamente para aquellas cuestiones necesarias. Desde esa responsabilidad que han demostrado desde un principio los andaluces, insistimos desde el gobierno para poder ayudar a los andaluces a que esa presión no colapse el sistema.

Esos sanitarios han pedido medidas más drásticas.

–Y nosotros también. Nos gustaría tener herramientas jurídicas que nos permitieran adelantar el toque de queda a las ocho de la tarde. No tiene sentido que los negocios cierren a las seis y hasta las diez no haya toque de queda, pero no hemos encontrado la sensibilidad del ministro, ni siquiera pese a las peticiones del resto de comunidades autónomas. No solo el toque de queda, sino articular un confinamiento domiciliario inteligente, que nos permita en ciudades y distritos en situación de riesgo grave que podamos aplicar ese tipo de medidas. Creo que esa llamada de auxilio al ministro de todas las comunidades no fue atendida, y lo lamentamos, nosotros y todos, porque esto no va de colores políticos ni de diferentes gobiernos, creo que es muy necesario aplicar ese confinamiento en muchas ciudades de Andalucía y la provincia de Cádiz.

¿Cree que es coherente pedir confinamientos y al mismo tiempo permitir esquiar o salir de caza?

–Era un acuerdo y un protocolo firmado en el caso de Sierra Nevada con Cetursa, de manera que los forfaits que estuvieran vendidos se pudiesen agotar cuando los visitantes procediesen de municipios que no superaran la tasa de 500 casos. Eso estaba establecido por protocolo y en dos días se ha cerrado Monachil y esa posibilidad. En el caso de la caza selectiva es que es necesario, porque hay cabañas de animales que están atacando cultivos. No es que todo el mundo pueda ir a esquiar ni a cazar, está todo limitado a algo muy concreto y autorizado por las delegaciones territoriales de Salud.

¿La suspensión de las clases presenciales es ahora mismo una opción que se plantean?

–He escuchado al consejero Imbroda y al de Salud, y ahora mismo el 99,2% de los centros andaluces están libres de covid. De los 104.000 docentes que se les hicieron las pruebas para reincirporarse a los centros, solo el 0,04% dieron positivo, con lo que las aulas son lugares seguros. Pero siempre va a determinar si se puede o no mantener la actividad presencial en clase la autoridad sanitaria, no la educativa, porque hay un solo jefe para todas las cuestiones relativas con la pandemia, y las tiene delegadas la Consejería de Salud por parte de Sanidad.

¿Pero dónde está el límite?, porque hay alcaldes pidiendo medidas más duras ante el incremento de ingresos hospitalarios.

–Hay que relativizar la información. Hay una disponibilidad de camas destinadas a enfermos covid porque hay pacientes de otras patologías. Cuando se dice que un hospital está lleno no significa que estén todas las camas ocupadas de pacientes covid.  Comprendo a los alcaldes, pero tenemos unas limitaciones que no podemos sobrepasar. Mirad lo ocurrido en Castilla y León, que el propio ministro ha llevado el adelanto del toque de queda al Contencioso Administrativo.

Ya hay municipios con la actividad no esencial cerrada, y muchos otros lo estarán en los próximos días. Hay un acuerdo ya para prorrogar los ERTE hasta mayo y la Junta ha aportado sus ayudas de pago único a los autónomos, pero ¿no hay dinero para poder aumentar estas ayudas?

–No hay ninguna comunidad con más ayudas que Andalucía. Hemos destinado 667 millones de euros. En Cádiz, en este trimestre llevamos 13,4 millones de euros, porque son ayudas de 300 euros, de mil euros, de 1.200 euros de ayudas al alquiler, de tarifa plana durante de dos años a las que se han acogido 1.500 personas. Hay ayudas a la liquidez de las empresas. No es verdad que sea solo una ayuda de mil euros. Hay ayudas, pero las ayudas no le solucionan el problema a un empresario, ésa es la realidad. Son ayudas puntuales y los recursos son limitados. En la provincia hay 15.000 autónomos que han recibido la ayuda de los mil euros y de las ayudas al alquiler. Lo único que va a solucionar el problema es que vayamos avanzando en la inmunidad de rebaño en el ámbito sanitario para poder recuperar la mayor actividad económica posible, y que la vacuna llegue en mayor número de dosis de los que estamos recibiendo.

CCOO dice que lo que percibe de media un trabajador afectado por ERTE en la provincia son 354 euros al mes. Eso da cuenta de la precariedad del empleo, pero ¿no se puede complementar desde la Junta esa retribución?

–Nosotros estamos complementando otra serie de actuaciones para ayudar a esas familias en el ámbito de lo social, todo no va en el empleo. Son ayudas transversales que mucha gente no conoce. Habrá trabajadores que cobren 300 y otros mil, porque irá en función del tipo de contrato, y sabemos que suele ser eventual, pero el ERTE al menos le garantiza el 75% del salario que percibía mientras hacía su trabajo. Se trata de intentar mantener el mayor número de empleos activos, porque esa prolongación de los ERTE hasta el 31 de mayo obliga a las empresas a mantener el empleo otros seis meses más, con lo que si llega la recuperación económica a partir de junio, como es previsible, la situación va a cambiar mucho.

¿Qué previsión de verano tienen?

–La previsión va acorde con el ritmo de vacunación que tenemos. La previsión es que para junio tengamos en torno a un millón de andaluces inmunizados con la vacuna, y eso bajará la presión hospitalaria. Tenemos capacidad para vacunar a 400.000  andaluces cada semana, pero actualmente solo tenemos 70.000 dosis de las que hay que retener un 20%, 14.000 quedan de stock de seguridad, con lo que hasta final de mayo o principios de junio no alcanzaremos una presión hospitalaria inferior a los cien casos por cada cien mil habitantes, que es un dato para toda España, lo cual abrirá la movilidad y nos permitirá tener un verano más normalizado. Los datos que tenemos de agencias, de touroperadores, son de una ocupación para julio y agosto de entre el 70 y el 80% de lo que se facturó en 2019, que fue año de récord, no del 20. Eso significa llegar este verano a los 22 millones de turistas en 2021, con un crecimiento del 7% del PIB con respecto a lo perdido en el 20. Y eso creo que lo firmaría ahora mismo cualquier empresario del sector.

Estamos en una provincia muy azotada por el desempleo, y esta semana ha llegado el mazazo del ERE en Holcim en Jerez.

–No solamente la Junta tiene en cuenta la situación de Jerez, sino de todo su entorno. En este caso, la planta cementera no descubrimos nada si tenemos en cuenta que en 2019 bajó un 30% la facturación de la industria cementera en Andalucía, y que este año lo ha hecho un 11% con respecto a lo ya perdido en 2019. El sector atraviesa por un momento muy serio, y la Junta ha planteado a la UE un proyecto para que la valoración de los residuos pudiera ser rentable a la hora de que los costes de energía eléctrica pudiera amortiguar la pérdida de empresas del sector. Nos hemos reunido con la industria cementera. Somos conscientes de lo que está sucediendo. Se va a perder mucho empleo este año.

Pero es que no hablamos de este año, sino de una provincia que lleva perdiendo empleo 15 años. ¿Es inevitable lo de Holcim?

–No digo que sea inevitable, digo que es una industria que ha perdido dinero, y esta es la circunstancia. Se va a perder mucho empleo en España y Andalucía, pero frente a eso estamos impulsando el parque logístico de Lógica para acabar de una vez por todas del asunto de Las Aletas. Desde la ITI estamos invirtiendo 220 millones de euros para impulsar la provincia. Y ahí es donde estamos centrados. Hace poco vine para hablar del proyecto de grandes ciudades en Jerez, que son cinco millones de euros.

La líder de su partido, Inés Arrimadas, ha estado esta semana en Sevilla y no confirmó que usted vaya a ser el candidato de Ciudadanos para las próximas andaluzas, sino que se convocará un proceso de primarias. ¿Usted se va a presentar?

–Cuando llegue el momento sí, pero ahora no estamos en ese momento. Sé que hay otros partidos, como el PSOE y el señor Illa, que están más preocupados de las elecciones catalanas que de salvar vidas, pero yo estoy ocupado en mi función de vicepresidente de la Junta. Cuando llegue el momento de hablar de elecciones y se hagan las primarias nos presentaremos. Mi intención es presentarme a las primarias.

¿Se siente respaldado como líder de Ciudadanos en Andalucía?

–Actualmente soy el coordinador autonómico, que se ha refrendado esta semana, formo parte de la ejecutiva, soy vicepresidente de la Junta, y en esa posición es fácil sentirse respaldado.

Arrimadas sí parece que descarta un acuerdo electoral en Andalucía con el PSOE.

–En Andalucía lo que ha dicho, y creo que es razonable, es que este acuerdo de coalición entre Ciudadanos y el PP funciona, y ahí está la gestión, pese al momento tan difícil por el que atravesamos. Además, la mayoría de sondeos publicados respaldan esa gestión. Cs y PP estamos trabajando con mucha lealtad y coherencia e intentando hacer bien las cosas. Inés lo que vino es a confirmar esa labor de gestión que se está llevando a cabo.

En Andalucía lo que ha dicho, y creo que es razonable, es que este acuerdo de coalición entre Ciudadanos y el PP funciona, y ahí está la gestión, pese al momento tan difícil por el que atravesamos. Además, la mayoría de sondeos publicados respaldan esa gestión. Cs y PP estamos trabajando con mucha lealtad y coherencia e intentando hacer bien las cosas. Inés lo que vino es a confirmar esa labor de gestión que se está llevando a cabo.

–Para empezar, Ciudadanos no está en ningún bloque de derechas o izquierdas, sino que ocupa un espacio liberal de centro en Andalucía. Ciudadanos es útil a los andaluces, y en este momento gobernamos con el PP, pero somos un partido de centro, liberal y progresista. Ser de Ciudadanos es muy difícil, porque tienes que anteponer de verdad, no solo de palabra, el interés general al interés de tus siglas, y eso todo el mundo no lo hace en política. Ahí es donde estamos nosotros, y este gobierno está funcionando. Y la prueba evidente es que en las encuestas los ciudadanos hacen una valoración positiva de la gestión. Cuando lleguen las elecciones, veremos quién se presenta, quiénes son los candidatos, los programas... Ciudadanos en Andalucía, desde noviembre de 2019, que fue cuando caímos en las urnas de voto, estamos en constante crecimiento. La intención de voto ha pasado de un 7 a un 13% de media en las encuestas, que son los mismos datos que teníamos cuando nos presentamos a las autonómicas de 2018. Y terminamos con un 21%. Así que imáginese lo que es estar o no en elecciones para comprobar cómo puede cambiar la situación.

Entonces ¿no se aleja del PSOE o no descarta un acercamiento al PSOE en el futuro?

–Nosotros estamos haciendo el trabajo que le he comentado y el PSOE está en otra cosa. No sabemos dónde está la señora Díaz y si no hay alguien al otro lado del teléfono, si no hay interlocutor al otro lado, no se puede hablar con nadie. Ahora mismo lo que me ocupa es intentar trabajar con todos. Todos los planes de grandes ciudades, como Jerez, la ciudad de la justicia de Cádiz, en Sanlúcar gobernamos con el PSOE, en El Puerto con el PP... Ciudadanos sigue ocupando ese espacio en el que lo único que hace es colaborar y trabajar. Tenemos claro que como Ciudadanos iremos solos a las próximas elecciones autonómicas, no iremos como algunos han pretendido hacer entender, porque somos diferentes al PP y al PSOE

Y usted quiere ser el candidato.

–No me va la vida en ello, pero sí aspiro a que cuando lleguen las elecciones, si hay primarias, intentaré ser el candidato, pero lo decidirán los militantes, no lo decidiré yo ni la dirección del partido. Cs sigue siendo un partido democrático que cuando hay elecciones hay primarias, y los afiliados dirán si Juan Marín es la persona o puede ser otra, pero no es lo que me preocupa en este momento, ni me quita el sueño.

COMENTARIOS