El tiempo en: Jerez
Martes 13/04/2021

Jerez

El sector turístico deja su futuro en manos de un verano incierto

Las limitaciones a la movilidad y la ausencia de eventos motivan que se de por perdida la primavera

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Una imagen del exterior del Hotel Sherry Park.

El sector turístico ha pasado una segunda Semana Santa en blanco y se prepara ya para dar por perdida toda la temporada de primavera como consecuencia de la ausencia de eventos y las limitaciones a la movilidad.

La campaña está ya enfocada al verano, que en el caso de Jerez y el conjunto de la provincia sí puede funcionar gracias al tirón del turismo nacional.

El presidente del Clúster Turístico Destino Jerez, Antonio Mariscal, da “por perdida” la primavera y ahora “cruza los dedos” para que en estos próximos meses “no surjan nuevas sorpresas y la vacunación se acelere”.

La provincia depende en esta época del año del turismo internacional, que se encuentra parado por las restricciones impuestas en mercados tradicionales como Alemania, Reino Unido o Francia.

La “esperanza” está puesta ahora en el verano porque la provincia de Cádiz “no depende en esa fecha del turismo internacional”, de modo que si para entonces la vacunación “marcha medianamente bien” y la pandemia está “más o menos controlada” la campaña puede ser “bastante razonable”.

Mariscal advierte de que el turismo “lleva más de un año a cero”, toda vez que mientras en el segmento de bares y restaurantes “ha habido limitaciones y cierres”, al menos “también ha existido la oportunidad de ejercer la actividad”, algo que prácticamente no ocurre en el caso de los hoteles.

Tanto es así que en Jerez permanecen abiertos “apenas tres o cuatro establecimientos” y fundamentalmente para atender a clientes que pasan unos días en la zona por motivos profesionales.

A la espera de cruzar la “travesía del desierto” que queda hasta el verano, el sector espera al menos que las limitaciones a la movilidad entre provincias decaigan “lo antes posible” para “empezar a aprovechar los fines de semana”.

Con todo, el sector está preparado “para aguantar”, aunque sea “más mal que bien” y porque tiene claro que no tiene otra alternativa.

“Sabemos hacer lo que sabemos hacer, y lo hacemos bien, por eso las empresas y trabajadores están aguantando carros y carretones, porque no tienen otra opción”, subraya. 

COMENTARIOS