Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 18/10/2021

Jerez

“Si se hubiera desarrollado la ‘operación Félix’, hoy quizás hablaríamos alemán”

El periodista Wayne Jamison vuelve a indagar en el pasado nazi de muchas figuras e historias vinculadas a la provincia de Cádiz con “Esvásticas en el sur 2”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Wayne Jamison, autor de Esvásticas en el Sur

La historia de la II Guerra Mundial aún posee numerosos territorios en sombras, pese a las luces que nos han ayudado a explicarla y contarla. Sombras que se alargan hasta la provincia de Cádiz, como vuelve a poner de manifiesto el periodista Wayne Jamison en la segunda entrega de Esvásticas en el sur, una colección de 47 historias de las diferentes personas con vinculación nazi que pasaron por nuestra provincia y que se suman al particular spin off publicado el año pasado, Doctor Pirata, en torno a Frits Knipa, un antiguo agente de la Gestapo que vivió infiltrado en la provincia a la finalización de la contienda bélica.

¿Qué novedades aporta esta nueva entrega de Esvásticas en el sur?

–La primera obra vio la luz hace tres años. En aquel caso eran 49 historias cortas e independientes que intentaban demostrar que la provincia tuvo una importancia capital en el conflicto bélico de la II Guerra Mundial debido a que el control de la zona del Estrecho de Gibraltar era crucial para el desarrollo de la misma. En este segundo libro incorporo 47 nuevas historias independientes desarrolladas entre el 39 y el 45. Hay, por ejemplo, varias historias de Jerez, o de personas de Jerez que estaban implicadas en la II Guerra Mundial, ya que los espías más importantes de aquella época pasaron por esta zona.

-¿Cómo ha sido el proceso de investigación de algo tan desconocido como la presencia nazi en la provincia?

–Nace a raíz de la novela La Sombra del Führer, que escribí hace cuatro años y que está inspirada en la playa de Los Alemanes, que es una de las playas más bonitas de la provincia y siempre se ha creído que aquello fue refugio de nazis que huyeron tras la II Guerra Mundial. Buscando documentación para ambientar la novela, me di cuenta de que hay cantidad de historias y otras muchas me vienen de archivos de diferentes partes del mundo. En este segundo tomo, hay archivos de Reino Unido, de París, de la CIA, del archivo Pares, hay muchas fuentes archivísticas, así como libros y muchos testimonios directos ya sea a través de un familiar o personas que lo han vivido.

Entiendo que debe haber un componente de emoción y suspense en este tipo de investigaciones, y que también reportan una enorme satisfacción al trasladarlas al libro...

–Totalmente, sobre todo para los que somos periodistas y queremos trabajar con un poco más de libertad y sin presión. Haces lo que quieres, sobre el tema que quieres y de la forma que quieres. Eso de ir a un archivo a Londres, a Ajax, a consultar los archivos de la CIA o que mucha gente te llame o te escriba para contar historias… es impresionante a la vez que no deja de sorprenderte. Cada vez te das cuenta de que pasaron más y más cosas. Hay numerosas historias como la de la Kriegsmarineen, en la que hubo un jerezano, o la historia de la operación Félix, basada en que los aliados tenían planteado invadir cuatro ciudades de la provincia de Cádiz si los alemanes conquistaban Gibraltar, entre las que se encontraban Jerez junto a Cádiz, La Línea y San Fernando, y eso era algo que hubiese dado un vuelco a la guerra.

De todo lo que ha descubierto en esta nueva entrega, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención?

–A mí hay un personaje que le tengo un especial cariño que es la Reina de Corazones. Era de origen soviético, y una de las espías más importantes de la época. Empezó siendo agente de los alemanes, pero en un momento se pasa a ser agente doble, ya que siguió perteneciendo al bando alemán, pero servía también a los británicos. Su hija, quien la acompañó en algunas operaciones, sigue viva y está en Chipiona. El testimonio de esta mujer, con sus vivencias, sus experiencias... me encanta. En este libro en concreto se detallan todos los nombres de los españoles que trabajaban en los campos de concentración: qué hacían, dónde se reunían, cómo metían los explosivos en Gibraltar… son historias que no dejan de sorprenderte.

¿Cuánto queda por saber de la presencia nazi en nuestra zona?

–Yo creo que no se acabará nunca de saber todo al igual que no se termina de saber todo de la II Guerra Mundial, pese a lo mucho que se ha escrito y estudiado. En este sentido, de la provincia de Cádiz, mucho menos. Aquí resalto especialmente la ya citada operación Félix, nombre bajo el que los alemanes diseñaron una estrategia para invadir Gibraltar. Si se llega a llevar a cabo la II Guerra Mundial hubiese acabado de una forma muy diferente, quizás hoy estaríamos hablando alemán. También es cierto que ahí hay un plan previo por parte de Franco para invadir Gibraltar, unido a las negociaciones entre el propio Franco e Hitler… creo que no se ha contado todo. Al igual sigue habiendo documentación sin desclasificar.

¿Prevés continuar investigando este tipo de historias?

–Hay muchas más historias, tengo como unas 24 ya acumuladas que me han ido surgiendo en los últimos meses o que no han tenido cabida en este libro. No sé si saldrán o germinarán en un Esvásticas en el sur 3… no lo sé. Son historias que me acaban llegando muchas veces sin buscarlo y que, con un criterio periodístico, las selecciono. Personalmente creo que sí, que seguiré.

COMENTARIOS