Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 02/08/2021

Jerez

El juez decide dejar en libertad a Diego el Cigala al no apreciar riesgo de fuga

Además, se ha inhibido en favor del Juzgado de Jerez, donde su pareja, Kina Méndez, presentó este miércoles la denuncia

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

 El cantaor madrileño Diego El Cigala ha quedado en libertad tras ser detenido en un hotel de Madrid y pasar la noche en una comisaría por la denuncia de su pareja de malos tratos continuados durante dos años, acusación que ahora investigará un juzgado de Jerez.

El juzgado de guardia de Madrid lo ha dejado en libertad al no apreciar riesgo de fuga y se ha inhibido en el de Jerez, que será el que deba pronunciarse sobre la orden de alejamiento que ha solicitado la mujer, Dolores Ruiz Méndez, conocida como Kina Méndez.

El miércoles por la tarde, Méndez, con la que está en trámites de separación, acudió a la comisaría de Policía Nacional de Jerez para denunciar malos tratos continuados y explicó que lleva al menos dos años sufriendo violencia física y psicológica por parte del cantante, con el que tiene varios hijos en común.

El Cigala, que reside en la República Dominicana, acababa de llegar a España para empezar su gira de conciertos veraniegos, con lo que los agentes enviaron un requerimiento de detención a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El arresto de Diego Ramón Jiménez Salazar, de 52 años, se produjo en torno a las diez de la noche en el hotel Catalonia Atocha de Madrid, desde donde fue trasladado a los calabozos de la comisaría de Centro, en la calle Leganitos, donde ha pasado una noche tranquila.

A las once de la mañana de este jueves salió de los calabozos, visiblemente cansado, con el pelo suelto, una camiseta roja y con las manos tapadas para ocultar que iba esposado, a prestar declaración ante el juez.

Horas más tarde, el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, tras escuchar su versión, ha acordado su libertad, ya que no aprecia riesgo de fuga, y se ha inhibido en favor del Juzgado de Jerez del Frontera (Cádiz), donde reside la presunta víctima que ha denunciado.

Al cantaor, que no tiene denuncias previas, se le investiga por la presunta comisión de un delito de malos tratos continuados, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El abogado que lo ha representado, Enrique Aguilera, ha declarado a la salida del juzgado que la decisión de ponerlo en libertad sin medidas cautelares muestra que "no existe indicio alguno que sustente esa denuncia"

El TSJM ha explicado que en Madrid no se han adoptado medidas cautelares sobre el artista, ya que, de haberlas, se están tramitando en el juzgado de Jerez, órgano competente al ser allí donde se encuentra el domicilio de la presunta víctima y donde se tramita el procedimiento.

El intérprete de "Lágrimas negras" tiene un amplio calendario de conciertos para este verano en España, el primero este mismo sábado en el Parador de Nerja (Málaga).

La organización está pendiente de ver cómo evolucionan los acontecimientos antes de tomar ninguna decisión, informaron a Efe fuentes de Paradores.

El Cigala presentó el pasado mes de mayo su gira con un recital de flamenco en el Teatro Nacional de Santo Domingo, capital del país donde reside y que le concedió la nacionalidad en 2014.

Posteriormente regresó a España, donde tiene firmados una serie de conciertos con su disco llamado "Cigala canta a México".

El 6 de julio tiene previsto una actuación en los Jardines de Pedrables, (Barcelona); el 9 en Badajoz, en el Teatro López de Ayala y al día siguiente en Madrid, en el Real Jardín Botánico Alfonso XIII, según publica El Cigala en su página web.

El cantaor tiene una carrera de más de 25 años en la música, con aproximadamente doce producciones discográficas que han recibido nominaciones a los Grammy y discos de platino.

No es la primera vez que Diego El Cigala tiene problemas con la justicia. En 2014 fue condenado por el Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid por una falta de amenazas a una azafata a la que tuvo que pagar 20 días de multa a razón de seis euros diarios, 245 euros por los días que estuvo incapacitada para trabajar, además de 1.200 euros por las secuelas sufridas y 2.520 euros por los gastos médicos.

Según la sentencia, se enfrentó a la azafata "en un tono tremendamente exaltado y agresivo" y comenzó a proferir expresiones contra la azafata como "eres una guarra, tu cara no me gusta nada, te voy a sacar del avión con las piernas por delante, te vas a acordar de mí, me cago en ti y en los de tu raza"

El Cigala estuvo 26 años casado con Amparo Fernández, que falleció de cáncer en 2015 y con quien tuvo dos hijos. Año y medio después se casó con la cantaora jerezana Kina Méndez. 

COMENTARIOS