Quantcast
El tiempo en: Jerez
24/10/2021

Jerez

Ceain atendió a más de dos mil personas en plena crisis del Covid

Hasta 554 migrantes recibieron orientación en el área de formación y empleo, de los cuales 189 lograron su inserción en el mercado laboral

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una voluntaria de Ceain imparte clases de español.

Estado de alerta, cese de actividades no esenciales, confinamiento domiciliario, miedos, dudas...

Ceain, que trabaja en Jerez para favorecer la inclusión de las personas inmigrantes debió superar complicados obstáculos el pasado ejercicio 2020.

La organización ha presentado esta semana su memoria anual y los datos evidencian que los objetivos se han cumplido a pesar de como ellos mismos reconocen la pandemia llegó para poner “en jaque” precisamente a aquellas personas que ya de por sí se encontraban en una situación de vulnerabilidad, afectando “con especial dureza” a los extranjeros sin redes de apoyo.

No hay que olvidar que a los problemas a los que ya de por sí se enfrentan estas personas se sumaban los efectos sobre su salud y bienestar emocional que provocaba el confinamiento, la ausencia de esas redes y el impacto económico de la crisis.

En este sentido, hay que recordar que el empleo doméstico y el sector de cuidados están cubiertos en gran medida por población de origen migrante, de modo que muchas de estas personas se quedaron sin empleo y sin ingresos para poder cubrir sus necesidades básicas desde un primer momento, algo que afectó de manera singular a quienes desarrollaban su actividad en situación irregular.

A lo largo de 2020, Ceain apoyó a 2.041 personas, gracias fundamentalmente a un equipo integrado por 44 voluntarios. La mayoría de los atendidos tiene nacionalidad marroquí o española, pero también hay presencia notable de colombianos y venezolanos.

La organización puso en marcha 78 itinerarios de inclusión social, 355 personas fueron apoyadas para acceder a una vivienda y 45 mujeres debieron ser protegidas ante situaciones de violencia de género.

Además, 191 personas fueron acogidas temporalmente en las 62 plazas de las que dispone la entidad en sus diferentes recursos orientados a la población más vulnerable.

El equipo jurídico de Ceain asesoró a 685 personas en materia de Extranjería.

Ante la incertidumbre y desconocimiento por parte de la ciudadanía de las diferentes ayudas o la normativa sobre el estado de alarma, la organización publicó en su página web una serie de protocolos y guías sobre novedades en temas vinculados con el empleo, el sector agrario, la vivienda o el ingreso mínimo vital.

Durante el estado de alarma se pusieron además en marcha las medidas necesarias para seguir  atendiendo a todas las personas que lo necesitaban, convirtiéndose en muchas ocasiones en un servicio puente “para facilitar el acceso, acompañar y eliminar obstáculos con los diferentes recursos, profesionales y servicios del entorno”.

La coordinación entre las diversas entidades que trabajan con las personas más vulnerables contribuyó a mejorar las intervenciones con las personas afectadas.

La búsqueda de empleo y las acciones formativas se vieron especialmente afectadas por la nueva realidad que imponía la crisis sanitaria.

Así, las formaciones pasaron a realizarse en formato online y las prácticas en empresas se vieron mermadas por el cese de actividades, limitaciones de aforo o medidas preventivas.

A pesar de ello, la entidad contó con la colaboración de diez empresas de la zonacomprometidas con los valores de inclusión social.

En este sentido, desde Ceain se recuerda que la implicación del tejido empresarial local en los itinerarios de formación y prácticas de las personas a las que apoya es clave para su inserción laboral.

Dificultades al margen, lo cierto es que un total de 554 personas recibieron orientación en el área de formación y empleo, de las cuales 189 lograron su inserción en el mercado laboral.

Se dedicó un especial esfuerzo para que las ofertas de empleo agrario surgidas durante el confinamiento fueran cubiertas por el mayor número posible de jóvenes procedentes del sistema de protección de menores y en riesgo de exclusión social.

En el área socioeducativa y de acción comunitaria, Ceain respaldó a 517 menores y a 51 familias. Las principales líneas de actuación en esta área son el refuerzo educativo, la prevención del absentismo, la atención psicoterapéutica y las actividades de ocio y tiempo libre orientadas al fomento de valores, respeto a la diversidad y convivencia.

La entidad colaboró a lo largo del ejercicio con una docena de centros educativos y 320 personas participaron en acciones de sensibilización intercultural.

El apoyo a la juventud extutelada siguió siendo en 2020 una de las líneas fuertes de trabajo en Ceain, que durante el año atendió a 77 jóvenes en riesgo o situación de exclusión social procedentes del sistema de protección de menores, muchos de los cuales se encontraban en situación de calle o situación muy precaria.

En la mayor parte de los casos estos jóvenes necesitan alojamiento, pero también precisan el aprendizaje del español, la mediación en situaciones conflictivas o el asesoramiento relacionado con su documentación. También es necesario trabajar con ellos en el inicio de un itinerario formativo y de orientación laboral que les permita superar la situación de exclusión.

Por último, desde la organización Ceain se recuerda al conjunto de la sociedad que una de las principales demandas que recibe por parte de los usuarios de sus servicios es el acceso a una regularidad administrativa documental dado que “la irregularidad sobrevenida constituye un serio problema que trunca los procesos de integración de personas con fuertes vínculos en nuestra sociedad”.

Ceain procura labores de mediación para acceder a servicios y bienes normalizados y advierte de que la precariedad socioeconómica, “unida a la estigmatización o estereotipos que pesan sobre determinados colectivos migrantes, implica dificultades añadidas en la que es necesaria la intervención de la mediación en ámbitos tales como la regularización documental, la vivienda, la salud, los servicios sociales, la educación o el empleo”. 

TE RECOMENDAMOS

Ceain atendió a más de dos mil personas en plena crisis del Covid | Viva Jerez. Noticias de Jerez
El tiempo en: Jerez
24/10/2021

Jerez

Ceain atendió a más de dos mil personas en plena crisis del Covid

Hasta 554 migrantes recibieron orientación en el área de formación y empleo, de los cuales 189 lograron su inserción en el mercado laboral

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una voluntaria de Ceain imparte clases de español.

Estado de alerta, cese de actividades no esenciales, confinamiento domiciliario, miedos, dudas...

Ceain, que trabaja en Jerez para favorecer la inclusión de las personas inmigrantes debió superar complicados obstáculos el pasado ejercicio 2020.

La organización ha presentado esta semana su memoria anual y los datos evidencian que los objetivos se han cumplido a pesar de como ellos mismos reconocen la pandemia llegó para poner “en jaque” precisamente a aquellas personas que ya de por sí se encontraban en una situación de vulnerabilidad, afectando “con especial dureza” a los extranjeros sin redes de apoyo.

No hay que olvidar que a los problemas a los que ya de por sí se enfrentan estas personas se sumaban los efectos sobre su salud y bienestar emocional que provocaba el confinamiento, la ausencia de esas redes y el impacto económico de la crisis.

En este sentido, hay que recordar que el empleo doméstico y el sector de cuidados están cubiertos en gran medida por población de origen migrante, de modo que muchas de estas personas se quedaron sin empleo y sin ingresos para poder cubrir sus necesidades básicas desde un primer momento, algo que afectó de manera singular a quienes desarrollaban su actividad en situación irregular.

A lo largo de 2020, Ceain apoyó a 2.041 personas, gracias fundamentalmente a un equipo integrado por 44 voluntarios. La mayoría de los atendidos tiene nacionalidad marroquí o española, pero también hay presencia notable de colombianos y venezolanos.

La organización puso en marcha 78 itinerarios de inclusión social, 355 personas fueron apoyadas para acceder a una vivienda y 45 mujeres debieron ser protegidas ante situaciones de violencia de género.

Además, 191 personas fueron acogidas temporalmente en las 62 plazas de las que dispone la entidad en sus diferentes recursos orientados a la población más vulnerable.

El equipo jurídico de Ceain asesoró a 685 personas en materia de Extranjería.

Ante la incertidumbre y desconocimiento por parte de la ciudadanía de las diferentes ayudas o la normativa sobre el estado de alarma, la organización publicó en su página web una serie de protocolos y guías sobre novedades en temas vinculados con el empleo, el sector agrario, la vivienda o el ingreso mínimo vital.

Durante el estado de alarma se pusieron además en marcha las medidas necesarias para seguir  atendiendo a todas las personas que lo necesitaban, convirtiéndose en muchas ocasiones en un servicio puente “para facilitar el acceso, acompañar y eliminar obstáculos con los diferentes recursos, profesionales y servicios del entorno”.

La coordinación entre las diversas entidades que trabajan con las personas más vulnerables contribuyó a mejorar las intervenciones con las personas afectadas.

La búsqueda de empleo y las acciones formativas se vieron especialmente afectadas por la nueva realidad que imponía la crisis sanitaria.

Así, las formaciones pasaron a realizarse en formato online y las prácticas en empresas se vieron mermadas por el cese de actividades, limitaciones de aforo o medidas preventivas.

A pesar de ello, la entidad contó con la colaboración de diez empresas de la zonacomprometidas con los valores de inclusión social.

En este sentido, desde Ceain se recuerda que la implicación del tejido empresarial local en los itinerarios de formación y prácticas de las personas a las que apoya es clave para su inserción laboral.

Dificultades al margen, lo cierto es que un total de 554 personas recibieron orientación en el área de formación y empleo, de las cuales 189 lograron su inserción en el mercado laboral.

Se dedicó un especial esfuerzo para que las ofertas de empleo agrario surgidas durante el confinamiento fueran cubiertas por el mayor número posible de jóvenes procedentes del sistema de protección de menores y en riesgo de exclusión social.

En el área socioeducativa y de acción comunitaria, Ceain respaldó a 517 menores y a 51 familias. Las principales líneas de actuación en esta área son el refuerzo educativo, la prevención del absentismo, la atención psicoterapéutica y las actividades de ocio y tiempo libre orientadas al fomento de valores, respeto a la diversidad y convivencia.

La entidad colaboró a lo largo del ejercicio con una docena de centros educativos y 320 personas participaron en acciones de sensibilización intercultural.

El apoyo a la juventud extutelada siguió siendo en 2020 una de las líneas fuertes de trabajo en Ceain, que durante el año atendió a 77 jóvenes en riesgo o situación de exclusión social procedentes del sistema de protección de menores, muchos de los cuales se encontraban en situación de calle o situación muy precaria.

En la mayor parte de los casos estos jóvenes necesitan alojamiento, pero también precisan el aprendizaje del español, la mediación en situaciones conflictivas o el asesoramiento relacionado con su documentación. También es necesario trabajar con ellos en el inicio de un itinerario formativo y de orientación laboral que les permita superar la situación de exclusión.

Por último, desde la organización Ceain se recuerda al conjunto de la sociedad que una de las principales demandas que recibe por parte de los usuarios de sus servicios es el acceso a una regularidad administrativa documental dado que “la irregularidad sobrevenida constituye un serio problema que trunca los procesos de integración de personas con fuertes vínculos en nuestra sociedad”.

Ceain procura labores de mediación para acceder a servicios y bienes normalizados y advierte de que la precariedad socioeconómica, “unida a la estigmatización o estereotipos que pesan sobre determinados colectivos migrantes, implica dificultades añadidas en la que es necesaria la intervención de la mediación en ámbitos tales como la regularización documental, la vivienda, la salud, los servicios sociales, la educación o el empleo”. 

TE RECOMENDAMOS