Quantcast
El tiempo en: Jerez
Viernes 27/05/2022  

Málaga

Una venta de parcelas de los terrenos de Repsol que puede terminar en la justicia

El Ayuntamiento de Málaga activa una enajenación que la Plataforma Bosque Urbano y Unidas Podemos ven escandalosa

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Voluntarios de la plataforma en los terrenos para el parque.
  • Aseguran que el precio de venta queda muy por debajo de los 72,3 millones fijados en su día
  • Desde la PPlataforma Bosque Urbano critican "la precipitación de unas decisiones de PP y Cs" contra la petición ciudadana
  • Ramos critica que “el alcalde quiere vender a precio de saldo para regalar la parte municipal”

El Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo, celebrado este jueves, ha dado luz verde a declarar de interés público la enajenación de cinco parcelas adscritas al Patrimonio Municipal del Suelo ubicadas en los antiguos terrenos de Repsol, es decir, vende suelo para que se puedan construir torres de viviendas y centros comerciales donde la ciudadanía reclama un bosque urbano para Málaga. Y lo hace por valor de 43,5 millones de euros, lo que ya ha provocado la reacción tanto de Unidas Podemos como de la plataforma que promueve el gran pulmón verde de la capital que posiblemente nunca sea, y que puede acabar con todo el asunto en los tribunales.

Porque, a juicio del grupo municipal de la coalición Izquierda Unida+Podemos, se trata de “malvender las cinco parcelas municipales adscritas al patrimonio municipal en los terrenos de Repsol” ya que, según la coalición de izquierdas, el precio está “muy por debajo de los 72,3 millones fijados en su día por la Intervención y establecidos en el anexo 2 de valoración de los suelos y unidades de ejecución incluido en la adenda al convenio”.

Pero además,según declaró a Viva Málaga Pedro Sánchez, de la Plataforma Bosque Urbano Málaga (BUM), “creemos que la salida a subasta la han hecho de forma precipitada y malvendiendo los terrenos”, ya que, según recordaron, “esos terrenos fueron vendidos por el ayuntamiento en su momento por 83 millones, de los que solo cobro 12 y que el resto, los más de 70 que faltan, se incorporan como derechos urbanísticos del ayuntamiento”, por lo que “ahora lo quieren vender por unos 50, lo que supone un perjuicio para las arcas municipales de 20 millones”.

Por ello, desde la plataforma, que el lunes vivirá una reunión definitiva de los colectivos que la integran, barajan la posibilidad de presentar recurso contra el acto administrativo de este jueves, al entender que “se han incumplido o no se han seguido todos los pasos que marca la ley en su aprobación”.

De hecho, desde Unidas Podemos también se ha advertido de que están “dispuestas a los tribunales para defender el interés general ante la lesividad y el daño patrimonial a las arcas municipales que está impulsando el alcalde, que, además, no cuenta con el informe de la Secretaría General ni de Intervención en relación con el cumplimiento del convenio y su ajuste con las distintas cláusulas económicas”.

La portavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento, Remedios Ramos, recalcó en un comunicado que “hay que recordar que el convenio urbanístico inicial ascendía a 82,3 millones de euros, de los que el Ayuntamiento solo ingresó 12 millones”, así, “el convenio se modificó para cobrar en especie, mediante suelos y aprovechamientos urbanísticos, la suma restante, en base a un informe económico y de Intervención que valoraba los terrenos en los 72,3 millones restantes. Ahora queda claro que todo era una patraña, ya que el alcalde pretende venderlos por solo 50 millones, lo que infringiría un daño patrimonial a las arcas públicas de todos los malagueños de 22,3 millones de euros”.

Desde BUM insisten en lo que les produce las decisiones adoptadas: “Indignación ante la actitud del equipo de gobierno del PP y Cs, con Paco de la Torre y Noelia Losada a la cabeza, con la propuesta ciudadanía de construir un bosque urbano en los antiguos terrenos de Repsol”. Recuerdan los “muchos argumentos científicos” trasladados al alcalde para demostrarle los beneficios que la propuesta de Bosque Urbano Málaga tendría en la salud y bienestar de los vecinos, así como, la creación de esta gran zona arbolada que “mejoraría la calidad ambiental de nuestra ciudad y la ayudaría a convertirla en una ciudad más sostenible, cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que deberían de guiar todas las acciones del gobierno municipal”.

Por todo ello, consideran que “estas prisas (por vender las parcelas) son para evitar que la propuesta del Bosque Urbano Málaga siga recabando apoyos en la sociedad de Málaga” lo que pone en peligro la Expo del 27.

En esta línea, desde UP se insiste en que se trata de hacer “unas torres de hormigón que no son necesarias ni aportan nada, ya que lo que Málaga necesita son más zonas verdes y un gran bosque urbano en estos terrenos. Más si queremos aspirar a ser la sede de la Expo 2027 sobre ciudades sostenibles”.

TE RECOMENDAMOS