El tiempo en: Jerez
Lunes 15/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Los agricultores reparten 3.000 kilos de limones para denunciar la “ruina” que cobran

El agricultor recibe entre 0,10 y 0,20 euros el kilo, por debajo de los 35 céntimos que cuesta producirlo, algo que contrasta con lo que paga el consumidor.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Reclaman al Gobierno de España y a la Junta que hagan “los deberes” y “velen por los agricultores” locales.
  • Piden una regulación de la competencia desleal y un control de los productos que entran para “cumplan los requisitos legales”.

“Soy agricultor, vivo del campo y al precio que me pagan los frutos no puedo seguir para delante”. Rafael Guerrero ha contado a 7TV Málaga que económicamente lo está pasando “muy mal” y “no es normal que ayer me pagaran a diez céntimos un kilo de limones”. Rafael es uno de los que ha dicho basta. Los productores han preferido repartir 3.000 kilos de limones entre los ciudadanos en la Plaza de la Marina de la capital malagueña antes que “regalárselos a los especuladores” que fijan unos precios que les están llevando a la “ruina”, ha indicado el secretario general de UPA Málaga, Francisco Moscoso.

Los especuladores, que siguen campando a sus anchas haciendo y deshaciendo a su antojo sin que nadie les ponga coto.

Una protesta para denunciar y hacer visible que el sector se encuentra inmerso en la “peor crisis económica de los últimos diez años”. Aunque la producción de limones ha mejorado respecto a la anterior temporada un 34,3 por ciento, los costes de producción han aumentado y los precios en origen se han reducido. Los cobraban a 48 céntimos el año pasado, ahora les están pagando el kilo de limones a “20, 15 y 10 céntimos”, por debajo de los costes de producción que se elevan hasta los “35 céntimos”. Cifras que chocan con el precio final de entre “1,49 euros el kilo y 3,46 euros” en las grandes superficies: “No es de recibo”.

En origen, los agricultores cobran una miseria, en los supermercados el producto se vende a precio de oro. La pregunta es, ¿quién se embolsa este beneficio? “Los especuladores, que siguen campando a sus anchas haciendo y deshaciendo a su antojo sin que nadie les ponga coto”, ha respondido Moscoso.

Reclaman al Gobierno de España y a la Junta que hagan “los deberes” y “velen por los agricultores” locales. Es una “incongruencia” que España importe limones de países extracomunitarios con una “ventaja que aprovechan las distribuidoras para presionar aún más a la baja a los productores”. Piden una regulación de la competencia desleal y un control de los productos que entran para “cumplan los requisitos legales” que el campo malagueño afronta: “Que toda naranja, mandarina o limón que entre de terceros países cumpla las mismas normar fitosanitarias, costes de la mano de obra y la fiscalidad de aquí”.

Además, que ambas administraciones intervengan de oficio para comprobar si se producen incumplimientos de la Ley de la Cadena, que marca que los contratos deben cubrir al menos los costes de producción, además de incentivar el consumo de productos nacionales. Mocoso también se ha dirigido a los agricultores para que “sean valientes” y denuncien, “lo pueden hacer a través de la UPA” para evitar represalias. A los consumidores, que “miren la etiqueta y vean de dónde viene” ese cítrico, la “mayoría están entrando de Sudáfrica”.

Una docena de agricultores han apilado sacos en la céntrica plaza y han repartido los limones en bolsas a cientos de personas que se han acercado para interesarse por su situación y les han mostrado su apoyo: “Toda las semanas me gasto casi dos euros en un kilo de limones y resulta que les pagan a diez céntimos el kilo a ellos, no hay derecho”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN