El tiempo en: Jerez
Viernes 24/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Más de 25 millones de metros cúbicos de agua: la factura del uso ilegal de pozos en Málaga

Es el balance de una operación de la Guardia Civil durante el pasado año por derivación a través de pozos clandestinos y regadíos ilegales

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Más de 25 millones de metros cúbicos de agua de dominio público es lo que robaron presuntamente los implicados en una operación de la Guardia Civil desarrollada en 2023 en la comarca malagueña de la Axarquía por la derivación irregular de agua a través de pozos clandestinos y regadíos ilegales.

La denominada operación Chaak fue una de las actuaciones más destacadas de la Guardia Civil en 2023, cuando realizó 1.724 inspecciones en diversas explotaciones y detectó 1.342 infraestructuras ilegales para captar agua, la mayoría pozos, según se ha dado a conocer este lunes.

En la comarca de la Axarquía de Málaga, el instituto armado constató la derivación ilegal de más de 25 millones de metros cúbicos de agua para el cultivo de subtropicales. El perjuicio económico se estima en unos 10 millones de euros.

La operación culminó con la detención de 26 personas y la investigación de otras 44 por supuestos delitos contra los recursos naturales, el medioambiente y usurpación de aguas públicas, habiéndose detectado más de 250 aprovechamientos ilegales entre pozos, balsas y sondeos.

Balance de 2023

La Dirección General de la Guardia Civil ha dado a conocer este lunes el tercer balance anual de la operación Mizu contra la extracción ilegal de agua en 2023, en el que los agentes constaron en las 1.724 inspecciones y 326 controles un total de 106 delitos contra los recursos naturales y el medioambiente, contra la ordenación del territorio, defraudación de aguas y fluido eléctrico.

Además, se denunciaron 2.341 infracciones administrativas, principalmente por incumplimientos a la normativa de aguas (67 %), e interpusieron 347 denuncias a la normativa sobre urbanismo y ordenación del territorio, y 312 a la normativa sobre minas.

En la ejecución de los referidos controles e inspecciones se detectaron 1.342 infraestructuras ilegales asociadas a la captación ilegal de aguas.

Más del 80 % de estas infraestructuras se corresponden con pozos y sondeos, encontrándose también otras infraestructuras de captación ilegal de aguas de diversa naturaleza, como balsas, canalizaciones de riego y cauces de ríos o arroyos.

Conductas irregulares

Las principales conductas irregulares detectadas son la carencia de autorizaciones, la distracción de agua de su curso sin autorización, carencia de medidas de seguridad o la manipulación, mal funcionamiento o ausencia de contadores volumétricos.

Los agentes del Seprona han hecho uso de la teledetección aplicada a la lucha contra las extracciones ilegales de agua, que permite analizar la evolución a lo largo del tiempo de los usos del suelo y de las prácticas agrícolas realizadas en cualquier finca rústica.

En la Operación Underwater, el Seprona, en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Segura, realizó 53 inspecciones agrícolas en la zona de influencia de la rambla Ramonete (Mazarrón, Murcia), donde se identificaron 51 pozos ilegales, la mayoría en uso o disposición de ser usados para agricultura intensiva.

Esta operación se saldó con la investigación de 18 personas por la supuesta comisión de delitos contra los recursos naturales y medioambiente y usurpación de agua.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN