El tiempo en: Jerez
Martes 23/07/2024  

Málaga

Unicaja Málaga se queda a las puertas de la final en la noche más triste del Carpena

El equipo de Ibon Navarro queda eliminado del play-off de la Liga Endesa ante los pimentoneros, que demostraron un ejercicio de resiliencia colosal (70-79)

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • UCAM-Unicaja. -

Se consumó la catástrofe en el Martín Carpena. El Unicaja Málaga no estará en la gran final del play-off de la Liga Endesa, tras terminar líder la temporada regular. El UCAM Murcia volvió a completar un partido estelar, el cual le valió para llevarse el partido.

El ritmo anotador lo impuso el equipo local durante los primeros instantes. Dos triples consecutivos de Kendrick Perry encendieron a un Martín Carpena ensordecedor. Yankuba Sima, con un mate, obligaba a parar el frenesí inicial de un Unicaja que anotó los diez primeros puntos del partido (10-0).

Ennis recomponía en cierto modo a su equipo con un triple que dejaba el electrónico en 10-5 con medio cuarto por jugarse. Pero este Unicaja es mucho Unicaja si se pone. Devolvía la diferencia de diez unidades Tyler Kalinoski anotando sus tres primeros puntos del partido.

El control del Unicaja en ambos lados de la pista seguía siendo abrumador. Mientras que Tyson Carter enchufaba triples, Melvin Ejim hacía vibrar a la afición con su tapón. El 25-14 al final de los primeros 10' era fiel reflejo de lo visto sobre el parqué.

Moussa Diagne demostró ser de los más entonados de su equipo. Suya fue la primera canasta del segundo cuarto, con la que reducía la barrera psicológica de los diez puntos de diferencia. Caupein castigaba desde el triple a un Unicaja que, a 5:37 para el final del segundo cuarto, seguía sin anotar un solo punto.

Cortó esta mala dinámica Tyson Carter con dos puntos desde la línea de tiros libres, aunque poco parecía importarle a un Sant-Roos que respondía con un nuevo triple y dejaba a su equipo a una jugada de distancia (27-24). 

Y es que el segundo periodo cajista fue horroroso. Otro triple de Caupain ponía por delante al UCAM por primera vez en el partido (27-29), ante un equipo, el de Ibon Navarro, que solo había anotado dos puntos tras siete minutos y medio.

Apareció Tyler Kalinoski como una exhalación para devolver la renta mínima a los suyos. Las decisiones arbitrales tampoco ayudaban a calmar los ánimos, pues el respetable consideraba que el baremo a la hora de medir las faltas era diferente para unos y para otros.

Unos minutos finales aceptables permitieron frenar la sangría y llegar al descanso con ventaja mínima (32-31).

Perry comenzaba enchufado tras la reanudación, con un triple que respondía Kurucs para poner el 35 a 35. La precaución defensiva de ambos, así como los diversos fallos desde la línea de 6,75 metros por parte del Unicaja, hacían que el ritmo de anotación fuese bajo.

Osetkowski y Barreiro daban un respiro al cuadro malagueño con sus tiros libres. Sin embargo, los pimentoneros no estaban por la labor de dar su brazo a torcer. Caupain, que estaba siendo el mejor de los suyos, redujo la diferencia de nuevo a una sola unidad.

El partido seguía estando para un Troy Caupain Jr. que daba una nueva ventaja a su equipo con un triple (47-48). Todo estaba en un pañuelo. Otro triple de Caupain, que estaba imparable, hacía saltar las alarmas en el cuadro local.

Pese a que quedaba el último cuarto entero, cada punto valía su peso en oro. Ahí, estuvo más fino el UCAM. Perry llegaba al rescate en la última jugada para marcarse un triplazo y acercar a los verdes (52-55).

Se encargó Melvin Ejim de devolver la igualada muy pronto, con un 2+1 nada más empezar el último cuarto. A la fiesta se sumaba Alberto Díaz con un triple que obligaba a pedir tiempo muerto a Sito Alonso, mientras el Martín Carpena cantaba su himno como pocas veces lo ha hecho.

El capitán seguía siendo determinante, con un nuevo triple que hacía daño a su contrincante (63-55). Parcial delicioso de 14-0 para mandar un serio aviso a los murcianos. Kravish se destacaba en el apartado anotador con un triple, al cual respondía rápidamente el equipo murciano.

Caupain seguía a lo suyo y dos tiros libres anotados ponían a tres puntos de distancia al equipo visitante. Morin también estaba acertado y encendía las alarmas de los más de 10.000 cajistas congregados en el pabellón (70-75).

Los sueños de todo el cajismo terminaron rotos en unos últimos minutos en los que ya todo estaba resuelto. Derrota durísima de un Unicaja que ya forma parte de la historia del club.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN