El tiempo en: Jerez
Viernes 14/06/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

La Asamblea francesa aprueba definitivamente los Presupuestos de 2023

Después de que superase su último escollo, la enésima moción de censura de la izquierda contra el Gobierno deL presidente Emmanuel Macron

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Macron. -

La Asamblea francesa aprobó definitivamente el proyecto de ley de Presupuestos para 2023 después de que superase su último escollo, la enésima moción de censura de la izquierda contra el Gobierno deL presidente Emmanuel Macron.

La presidenta de la Cámara Baja, Yael Braun-Pivet, anunció que los 101 votos logrados por la moción encabezada por el grupo izquierdista La Francia Insumisa (LFI) y sus socios progresistas se quedó lejos de la mayoría absoluta (289 diputados).

"La mayoría necesaria no se alcanzó y la moción de censura no resulta aprobada. En consecuencia, el proyecto de ley de Presupuestos para 2023 se considera aprobado en lectura definitiva", declaró Braun-Pivet, quien cerró las sesiones parlamentarias hasta el próximo 9 de enero.

El elevado número de mociones de censura que ha enfrentado el Gobierno francés -que tiene una mayoría relativa en el hemiciclo- se debe al recurrente uso de un mecanismo legal previsto en el artículo 49.3 de la Constitución francesa para aprobar leyes sin el visto bueno de la Asamblea Nacional.

El Ejecutivo de la primera ministra, Élisabeth Borne, lo ha activado una decena de veces para aprobar el proyecto de ley presupuestario y de la Seguridad Social.

Después de las enmiendas aprobadas, los Presupuestos contemplan un aumento máximo del precio de la energía hasta el 15 %. También se prevé un considerable aumento de trabajadores públicos, hasta 10.000, sobre todo destinados para nuevas incorporaciones de policías y gendarmes.

Una de las medidas más comentadas y que reclamaba la izquierda con insistencia, un impuesto especial a las energéticas que se están lucrando con el alza de precios por la guerra en Ucrania, fue adoptada a medias por el Gobierno, que aceptó poner en marcha "una contribución temporal de solidaridad" menos ambiciosa que lo reclamado por el arco progresista. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN