Quantcast
El tiempo en: Jerez
Martes 30/11/2021  

Mundo

El papa Francisco pide desde Eslovaquia que Europa se distinga por su solidaridad

"La fraternidad es lo que necesitamos para promover una integración cada vez más necesaria"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El Papa Francisco.

El papa Francisco realizó hoy un llamamiento para que "Europa se distinga por su solidaridad", sobre todo tras la pandemia, y pueda volver "al centro de la Historia", en el discurso que pronunció ante las autoridades eslovacas en los jardines del Palacio presidencial durante su gira por el país, al que llegó este domingo.

"La fraternidad es lo que necesitamos para promover una integración cada vez más necesaria", sobre todo "en un momento en el que, después de durísimos meses de pandemia, se plantea, junto a muchas dificultades, una anhelada reactivación económica, favorecida por los planes de recuperación de la Unión Europea", explicó el pontífice argentino.

Todavía, advirtió el papa, "se puede correr el riesgo de dejarse arrastrar por la prisa y la seducción de las ganancias, generando una euforia pasajera que, más que unir, divide".

Además, agregó que "la sola recuperación económica no es suficiente en un mundo donde todos estamos conectados, donde todos habitamos una tierra media", por lo que instó a que Eslovaquia, donde aún "varios frentes siguen luchas por la supremacía, reafirme su mensaje de integración y de paz" y que "Europa se distinga por una solidaridad que, atravesando las fronteras, pueda volver a llevarla al centro de la historia".

Eslovaquia forma parte del llamado grupo de Visegrado junto con Polonia, Hungría y República Checa, el núcleo duro de oposición en la UE en varias materias y, sobre todo, a la hora de acoger migrantes.

El pontífice, que llegó al país tras una visita relámpago a Hungría, donde también llamó a la apertura de los más necesitados, pidió a los eslovacos que "esta vocación a la fraternidad no desaparezca nunca de sus corazones, sino que acompañe siempre la simpática autenticidad que los caracteriza".

Exhortó a que "nadie sea estigmatizado o discriminado", pues "la mirada cristiana no ve en los más frágiles como una carga o un problema, sino hermanos y hermanas a quienes acompañar y cuidar".

En otro de los pasajes de su discurso, tras haber escuchado las palabras de la presidenta eslovaca, Zuzana Caputova, instó también a "emprender una seria lucha contra la corrupción y que ante todo se fomente e imponga la legalidad".

Pidió ademas "que se motive a los jóvenes para que se sientan protagonistas del futuro del país".

Tras el encuentro con los autoridades, el pontífice, de 84 años, mantendrá hoy un encuentro con la comunidad judía, con el clero del país y visitará el centro Belén de ayuda a personas sin hogar y que gestionan las Misioneras de la Caridad. 

TE RECOMENDAMOS