Quantcast
El tiempo en: Jerez
Lunes 05/12/2022  

Rota

Rota mira al corazón de las patronales con la coronación de la Dama Mayor y su exaltación

La plaza Bartolomé Pérez, a rebosar de personas hasta el final del acto, recuperó la tradicional estampa de tradición que había arrebatado la pandemia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Aidental companyPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

El acto estrella de las fiestas patronales, la Coronación a la Dama Mayor del Rosario y la Exaltación ocupó el perímetro y las miradas del pueblo de Rota que, esta tarde volvió a su emplazamiento original, la plaza Bartolomé Pérez.

En esta jornada de viernes, las sonrisas del Cortejo de la Corte de Honor y los Pajes de Nuestra Señora del Rosario deslumbraron al son de la agrupación musical Zoilo Ruiz-Mateos que ha acompañado con sones festivos al pasacalles hacia su encuentro con el alcalde de Rota, Javier Ruiz, la delegada de Fiestas, Laura Almisas y la Corporación Municipal a las puertas del palacio municipal Castillo de Luna. Desde ahí, prosiguió hasta la plaza de la Merced, donde, sobre pasadas las 11:15 h arrancó el acto de Coronación de la Dama Mayor y Exaltación de estas fiestas. 

Tras la llegada al escenario de las diecisiete damas con sus respectivos acompañantes en representación a diversas peñas y asociaciones roteñas, los cuatro pajes y sus correspondientes presentaciones, el fallo del jurado deliberó en su elección a María del Rocio Sánchez-Romero Izquierdo en representación a la Hermandad del Rocío como Dama Mayor de las Fiestas Patronales de Nuestra Señora del Rosario,m 2022, siendo coronada por el alcalde de la villa.

“Todas somos hoy representantes de la mujer roteña, os quiero niñas". Esta agradeció la experiencia vivida durante estos días con sus compañeras de experiencia y Doña María del Rocío Sánchez-Romero agradeció al Ayuntamiento y al jurado por vivir esta experiencia. Emocionada, la recién proclamada dama mayor recordó a su familia gracias a la cual ha hecho todo lo posible porque la representante de la Hermandad del Rocío luzca en esta noche de otoño como Dama Mayor de las Fiestas del Rosario. En concreto, mencionó a sus abuelos, Juan Cumbrera y Pepe Petaca, ya fallecidos, quienes  siempre hubiesen querido verla vestida de Dama honrando a la patrona. Además, lanzó un mensaje al pueblo de Rota, a quien llamó a vivir las fiestas patronales y a acompañar a la Patrona en su procesión. Esta concluyó su ilusionante y emotiva intervención: "Viva Rota y Viva la Virgen del Rosario". 

"Rocío supo plasmar a cada una de sus compañeras", dijo Laura Almisas, delegada de Fiestas, quien reconoció que en el discurso de la joven transmitía su pasión por las fiestas y por cómo describía a sus compañeras, y el sentimiento de fervor a estas fiestas que emanaban sus palabras debía ser ella la indicada para liderar la Corte de Honor de Nuestra Señora del Rosario. "Un acto de convivencia y más de sororidad", describió la delegada, quien respondiendo a las críticas de sectores que juzgan como añeja esta ceremonia, añadió, las jóvenes lo viven a la vanguardia de la independencia. Después de darle la enhorabuena a las diecisiete jóvenes, ya que reconoció que la decisión había sido difícil, pasó a presentar al exaltador de estas fiestas, Don Ignacio Liaño Bernal.

El cofrade y periodista, actualmente redactor de ABC y colaborador en COPE y Canal Sur, quien ha escrito sobre Rota en más de una ocasión y ha tenido la oportunidad de pronunciar varios pregones anteriores al que hoy luce, pasó a expresar, con la mano en el corazón, por qué las Fiestas del Rosario viven en aquel que se ha sentido roteño alguna vez. El orador encendió en sus primeros diez minutos con la efusividad de sus palabras la alegórica imagen que dibujó en el imaginario de toda una plaza que aplaudió su primera estrofa para dar solo un titular- y de eso Liaño sabe bien lo que dice- de la exaltación de las fiestas que procedería a regalar al pueblo de Rota en esta edición. Alrededor de media hora, este tejió la noche con pespuntes de la memoria y con el resultado de la herencia de generaciones de roteños con la representación de un pueblo que adora a su patrona recién ofrendadas a su villa, a su gente, a la tradición y a Nuestra Señora del Rosario. Dedicada a a todos los que nos hemos sentidos alguna vez roteños, Ignacio Liaño, tenía un objetivo en su intervención al subirse al escenario e interrumpir el silencio: cumplir una deuda, materializar en esta exaltación su devoción a la Virgen del Rosario. Un clamor honorable, en el que Liaño recorrió la infancia, la adolescencia, cada etapa donde la esencia roteña atraviesa a cada uno de nosotros en la que hizo una especial mención a su padre, quien le enseñó a ser partícipe de la fiebre de la devoción por la Virgen del Rosario. Apelando a las diecisiete damas que crecen “más seguras que nunca” como mujeres y Damas del Rosario, el número siete, la cifra de la que Rota es presa, que marca la banda sonora de unas campanadas, diecisiete damas o diecisiete retales de la devoción roteña. El siete fue el guiño y la columna vertebral de la exaltación que sirvió para explicar motivos suficientes para enaltecer a la madre de Rota, la Virgen del Rosario, en cada una de las facetas de estas fiestas patronales.

Pero no sólo se dirigió Liaño a los devotos, porque “todos somos jóvenes ante ella”. También tuvo motivo para hablar de las asociaciones, que trabajan desinteresadamente para que las fiestas patronales mantengan ese clamor, artífices del sustento moral de estas fiestas. Entidades que siguen apostando en lo social. Recordó sus memorias en el CD Rota, sus ferias entre jolgorio y algabaría en la peña El Jarro, escuchando a la Banda Mestro Enrique-Galán, las marchas y carreras de Rolucan, la peña Barcelonista, la Dosa, la Armada Española, la Marina Americana… y otras entidades representadas hoy a través de las jóvenes damas. Entidades a las que agradeció el exaltador que sigan haciendo de las patronales “nuestras mejores fiestas”.

Si bien se refirió a las 17 jóvenes, con “corazones de oro”, como las jóvenes almas en las que “en cuyos corazones reinará la Dama Primitiva”, aquella que “ya estaba aquí” antes que todos, la perenne, la perpetua, aquella por la cual las Fiestas se prestan cada octubre prematuro en su máxima expresión. El orador, alabó la figura de las damas, en la especial ocasión de una edición 2022 en la que se cumple medio siglo desde que las Damas visten de blanco el cortejo de nuestra patrona. Y es que dama se es eternamente, subrayó.

Él y ella, exaltador y alcaldesa honoraria, la Virgen del Rosario, a pocos metros y a centímetro en el sentimiento. Un joven que no deja de crecer en lo personal y en lo profesional pero que el arraigo que lo ensambla a las dos orillas de la villa no le permiten olvidar sus orígenes y tener presente que "cada vez que vuelvo desde Sevilla hasta Rota siento que voy camino de Belén porque regreso a ese patio azul y dorado de playa y arena que es mi casa como si fuera un apátrida”.  En su exaltación, menciónó con especial hincapié la figura de las asociaciones y entidades que con sus causas “que son causa y familia, amistad y sosiego reposo definitivo donde sentirno útiles para los demás que es al final de lo que va todo esto. Gracias por seguir haciendo patronales nuestras mejores fiestas”.  “Tu eres en esta la que mejor se lo pasa llevando a todas las casas para llevarnos respuesta. Las palabras más honestas las canto si es necesario en tu capilla a diario. Dios te salve mi patrona. Puedo poner tu corona Dama y Virgen del Rosario.”, concluyó con un fehaciente punto y final dejando a tenor del auditorio, los sentimientos allí manifestados.

Una noche fría de poniente, de las primeras en las que el otoño va siendo inminente pero en la cual, la devoción por Nuestra Señora del Rosario fue más fuerte. La plaza, a rebosar de personas hasta el final del acto, recuperó la tradicional estampa tan amable que había acabado convirtiéndose en melancólica arrebatada por la pandemia. La normalidad en todos sus sentidos ha vuelto a recuperarse también para la fiesta mayor de esta villa en una vuelta a lo cotidianeidad de cómo solíamos recordar los momentos más vivos de nuestra cultura roteña que brilla aún hoy con más fuerza. 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN