Quantcast
El tiempo en: Jerez
Jueves 06/10/2022  

San Fernando

El Ayuntamiento estudia ampliar el número de casetas al cubrirse ya las 27 ofertadas

Las 30 casetas solicitadas están en la media de los últimos años y por encima de la de la última celebración en 2019, tal era la decadencia de la fiesta

Publicidad Ai
  • Parque Almirante Laulhé.

El Ayuntamiento de San Fernando ha podido constatar cómo el interés suscitado por el nuevo modelo de casetas para la Feria del Carmen y la Sal se ha materializado en un total de 30 solicitudes presentadas por empresas, entidades y hermandades en la convocatoria lanzada este año. Esta cifra ya da muestras de que se han cumplido con éxito las expectativas, ya que la cifra está en la media de los últimos años e incluso por encima de la de la última celebración en 2019.

El pasado viernes día 6 de mayo acababa la primera fase del periodo abierto para solicitar un espacio en el recinto del Parque Almirante Lauhlé, en el que se ha estimado que podrían instalarse unas 27 casetas, aunque dado el fuerte interés que ha generado este nuevo modelo se va a estudiar las posibilidades de ampliar con algunas casetas más.

Desde el Consistorio va a llevarse a cabo esta semana que entra la valoración de las solicitudes, sobre la base de los criterios publicados en las bases, y comenzarán las reuniones para la selección de espacios.

Hay que recordar que, en la fase actual, el total de 30 solicitudes de casetas se ponderarán y se les dará un orden conforme al tipo de entidad solicitante, antigüedad en la feria de San Fernando y metros cuadrados de la caseta montada en la feria de 2019.

 

De esta forma, las personas físicas o jurídicas que han presentado solicitud en este primer período seleccionarán su opción de caseta según el orden que hayan obtenido en la clasificación final del total de solicitantes.

El periodo de solicitud sigue abierto hasta el 24 de junio y, en esta nueva fase, ya por orden estricto de entrada en el Registro, los solicitantes podrán seleccionar entre las casetas que hayan quedado libres, hasta agotar el total de casetas o finalización del periodo.

Para determinar la adjudicación se baremarán las solicitudes y se hará una clasificación de orden de selección de las casetas en base a unos criterios que darán preferencia en todos los casos a las entidades sin ánimo de lucro, con independencia de si instalaron caseta en la última feria. El siguiente criterio es el de la antigüedad del casetero titular solicitante, que recibirá un punto por cada año en el que haya tenido presencia en la Feria del Carmen. Finalmente, también se tendrá en cuenta el criterio de los metros cuadrados de suelo de la caseta montada en la Feria de 2019 por el solicitante. Así, a fin de que las empresas y entidades que tradicionalmente han montado las casetas más grandes puedan acceder a las que ahora tendrán más metros cuadrados, se le otorga más peso a este concepto, dando un total de puntos igual a los metros cuadrados de suelo de la caseta de feria de 2019, en el caso que montaran, multiplicado por dos.

En caso de empate en la puntuación entre solicitantes, se ordenarán primando los años de antigüedad y, en caso de mantenerse puntuaciones iguales, se dará preferencia, en segundo lugar, al orden de presentación de solicitudes.

Costes menores en un 80%

El Gobierno municipal llevará a pleno para su aprobación el próximo día 11 de mayo la propuesta que modificará las ordenanzas fiscales relativas al montaje de la Feria del Carmen y la Sal, lo que permitirá dar luz verde a la fórmula que va a hacer posible reducir los costes de instalación de las casetas, así como los de las atracciones.

En concreto, lo que se llevará a una sesión extraordinaria del Pleno Municipal el próximo miércoles es la derogación de la ordenanza fiscal número 20, que es la relativa al abono de las tasas por el montaje de las casetas y la instalación de agua y alcantarillado. A eso se une también la modificación de la ordenanza número 30, la que se centra en las atracciones de feria, que se va a rebajar en un 50% en lo relativo a parques de atracciones.

Desde el Ejecutivo local se calcula que este año el coste de montar una caseta en la Feria se ha reducido en más de un 80% por metro cuadrado.

Desde el Gobierno municipal se diseñó un nuevo modelo de feria que pretendía inaugurarse a la vez que el nuevo recinto en la Magdalena, pero ha decidido adelantar parte de su aplicación aprovechando el traslado provisional de esta celebración al Parque Almirante Laulhé. La idea es que en el futuro la caseta media sea de 150 metros cuadrados, de similar tamaño a las que las ferias más tradicionales, aunque puedan existir más grandes, pero reduciendo en mucho los conceptos que suponen ahora altos costes de montaje para los caseteros.

Los elevados costes de montaje y la escasa rentabilidad, condicionada a que la feria de día no se consigue potenciar por la escasez de sombra y las altas temperaturas, han ido provocando un descenso continuado del número de casetas.

Para cambiar a esa situación, el Ejecutivo municipal, tras estudiar varias ferias, costes, posibilidades de cambios y analizar cada detalle con feriantes, hosteleros con experiencia, caseteros de ocio, entidades y particulares, está convencido de que, si se quiere dinamizar la feria, se hace imprescindible, por un lado, contar con un recinto ferial arbolado, verde, fresco, con sombra, más compacto y con calles menos anchas; y, por otro, reducir drásticamente el coste de montaje fijo de los caseteros. A estas dos premisas básicas se les deben unir otros elementos de dinamización, que se van a ir introduciendo con la superación de estos condicionantes.

Así, en las tasas que van a regular esta edición de la Feria del Carmen y de la Sal se evidenciará una reducción enorme del coste por metro cuadrado, superando el 80% del mismo. Por ejemplo, una caseta de unos 200 metros cuadrados en la última feria superaba entre tasa de montaje, de ocupación, alcantarillado, electricidad y residuos los 2.000 euros, mientras con el nuevo modelo estará en torno a los 420 euros. Se pasa de media, en función de tipo de caseta, de más de 9 euros por metro cuadrado a un coste de poco más 2 euros por metro cuadrado, dándose el caso que en casetas más pequeñas la diferencia aún es mayor. Según los cálculos municipales, este año se podrán montar casetas por un coste que alcanzará un máximo de 657 euros para las casetas de mayor tamaño de 320 metros cuadrados.

A estos gastos fijos de montaje que se van a reducir con la derogación y modificación de las tasas, el Ayuntamiento está además aportando otras fórmulas que reduzcan aún más los costes vinculados a la decoración, mobiliario y actuaciones. Todo un paquete municipal de acciones que permitan tanto a las entidades -que montan casetas para dar servicio a sus asociados, pero también para financiar parte de las acciones del año- como a las empresas tener casetas muy rentables que sitúen la Feria de San Fernando en su calendario de referencia.

TE RECOMENDAMOS