Quantcast
El tiempo en: Jerez
Sábado 03/12/2022  

Sevilla

La unión energética, la opción para ahorrar un 30% de luz

Toda Sevilla, la comunidad energética pionera en la región, que aglutina ya a 28 pueblos sevillanos, va sumando cada vez más localidades

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Instalación de paneles solares fotovoltaicos.
  • La Cámara de Comercio cree que se llegará a la mitad de los municipios de la provincia
  • Ya hay trece proyectos redactados y se trabaja en la búsqueda de financiación
  • Las placas fotovoltaicas generan el 30% del consumo y el 70% restante se negocia

Hace cinco meses se presentaba en sociedad y de los quince pueblos iniciales, ya han pasado a 28, pronto superarán los 30 y la aspiración es alcanzar al menos a la mitad de los 106 municipios de la provincia de Sevilla. La iniciativa, pionera en Andalucía, parte de una idea navarra y no es otra que la de crear una comunidad energética en la provincia que posibilite que la factura de la luz le baje a ciudadanos, pymes y comercios entre un 25 y un 30%.

La idea es sencilla: instalaciones solares fotovoltaicas en cubiertas de edificios municipales generando energía compartida de la que se beneficien los vecinos de cada pueblo, creando una asociación sin ánimo de lucro que negocie con las comercializadoras para elegir la mejor oferta y, además, instalar puntos de recarga eléctrica en cada municipio para avanzar en una movilidad más sostenible. Y buscar la mejor financiación posible, anticipándose para ejecutar el 100% de los proyectos.

Toda Sevilla es esa entidad, esa comunidad energética que en la provincia cuenta con el respaldo principal de la Cámara de Comercio y, en especial, de los ayuntamientos adheridos. Y muy pronto comenzará a dar sus frutos, ya que los primeros trece proyectos ya están a punto de concluirse y queda por cerrar su financiación, sea a través de incentivos (a través de la Agencia IDEA o de la Agencia Andaluza de la Energía) o de préstamos, ya que las entidades financieras tienen una línea específica para financiar estas iniciativas sostenibles.

La casuística de cada pueblo

“Nuestro objetivo es desarrollar los 28 proyectos de manera simultánea”, explica Juan Luis Martínez, coordinador de Toda Sevilla en la Cámara de Comercio, aunque reconoce que no todos los municipios llegan a esta comunidad energética de igual forma.

“Hay municipios que tienen plantas fotovoltaicas, otros que sólo están pendientes de las resoluciones y otros que apenas tienen nada”, explica, aunque aclara que la comunidad energética lo que tiene es “un proyecto único que tenemos que ser capaces de adaptarlo a la casuística de cada pueblo”.

Martínez explica que una de las bondades de este proyecto es poder poner en marcha este tipo de instalaciones a municipios que, por su tamaño o por su ubicación geográfica, tendrían muchas dificultades y uno de esos ejemplos prácticos es El Real de la Jara, aunque los beneficios de la comunidad energética ya han atraído a municipios suman casi 400.000 habitantes, algunos de relevancia como La Rinconada, Écija, Carmona o Estepa. Eso sí, Martínez reconoce que los 106 municipios de la provincia firmen la carta de adhesión es “imposible” pero sí que aspirarían al 50% de localidades o incluso al 60%.

La comunidad energética democratiza el acceso a las instalaciones fotovoltaicas y une en un proyecto común que debe aplicarse aportando soluciones técnicas a cada municipio a poblaciones muy diferentes por su geografía, por su signo político o por su diversidad. “La variedad enriquece y elimina el ámbito político”, reconoce Martínez.

Sin embargo, lo que más destaca es el “ejercicio de responsabilidad” que supone poner en práctica proyectos concretos y, sobre todo, el poder aglutinador y de generador de confianza de los ayuntamientos y de la Cámara de Comercio para que los vecinos, los comercios y las pequeñas empresas puedan beneficiarse, porque insiste en que la medida deben verse como “atractiva y rentable” para que llegue al verdadero beneficiario, que no es otro que el ciudadano.

La dificultad, como siempre, es buscar esa financiación pero tienen claro que ya sea a través de incentivos o mediante financiación externa, se podrán ejecutar el 100% de los proyectos.

Una reducción de la factura entre el 25 y el 30%

La creación de esta comunidad energética permite a familias y pymes reducir entre un 25 y un 30% su factura energética, un ahorro que se suma a la “gestión digitalizada, socialmente actualizada y comprometida”.

Además, los socios tecnológicos hacen posible la búsqueda de instaladores locales para desarrollar el modelo en cada población, proyectos en los que los promotores son los propios Ayuntamientos, con los que se negocia cada detalle de las instalaciones.

“Nosotros identificamos las posibles ubicaciones de las plantas, determinamos la potencia que tendría, el número de pymes y ciudadanos que se beneficiarían y luego se consensúa con el Ayuntamiento”, explica Juan Luis Martínez.

El proyecto implica que las placas solares fotovoltaicas generen el 30% de la energía en los espacios cedidos por los ayuntamientos y que el 70% restante proceda de la red habitual. La comunidad energética es la encargada de una negociación mancomunada con las comercializadoras energéticas para ofrecer al cliente final las tres mejores ofertas para que el ciudadano elija con qué compañía consumirá ese 70%.

Además, la idea de Toda Sevilla tiene claro que el proyecto es “escalable”, es decir, que se irán incorporando nuevas innovaciones e inversiones “que mejoren y faciliten la economía y la conciencia en la transición energética”.

El objetivo es que la comunidad energética Toda Sevilla genere anualmente más de 10 GWh de energía renovable. Según sus datos, esta producción de energía solar supone un ahorro de emisiones de 70.000 toneladas de CO2 en la vida útil de las instalaciones, lo que equivale a plantar 300.000 árboles repartidos entre los municipios que confirman la comunidad energética y que estarían absorbiendo CO2 a la atmósfera durante 25 años.

De los doce iniciales a alcanzar la treintena

Primero fueron los agrupados en todos a los Grupos de Desarrollo Rural Gran Vega como socios fundadores (que aglutina a los Ayuntamientos de Alcalá del Río, Alcolea del Río, La Algaba, Brenes, Cantillana, Guillena, Lora del Río, La Rinconada, Peñaflor, Tocina, Villanueva del Río y Minas y Villaverde del Río) además de los Ayuntamientos de El Cuervo de Sevilla, Estepa y El Real de La Jara.

Concluido el verano, ya son 28 tras sumarse Campialcores (La Campana, Cañada Rosal, Carmona, Écija, Fuentes de Andalucía, La Luisiana, Mairena del Alcor y El Viso del Alcor)  Arahal, Bollullos de la Mitación, Cazalla de la Sierra, Coria del Río, y Herrera.

Tras la presentación de la pasada semana, ya hay municipios que han comunicado su intención de adherirse y en breve superarán la treintena. En octubre estaba prevista la primera asamblea y, muy probablemente, podrán anunciar el cierre de la financiación necesaria para comenzar a ejecutar los primeros proyectos en cada municipio.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN