Quantcast
El tiempo en: Jerez
Sábado 16/10/2021

Sevilla

Ciberpiratas estafan al Ayuntamiento de Sevilla un millón de euros

La Gerencia de Urbanismo denuncia a la Policía Nacional la supuesta usurpación de los datos de una empresa adjudicataria de las luces de Navidad del año pasado

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Agente de la Policía Nacional.

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha denunciado ante la Unidad de Delitos Económicos de la Policía Nacional una supuesta estafa realizada a la Tesorería del Consistorio al "existir indicios claros" de que se ha producido una usurpación de los datos de una empresa adjudicataria de un servicio municipal con el objetivo de intentar cobrar el contrato.

Concretamente, tal como han confirmado fuentes municipales a Europa Press, el contrato afectado sería el de la iluminación navideña correspondiente a las fiestas de 2020 a 2021, que estaría valorado en un millón de euros.

La supuesta estafa ha sido detectada a raíz de una advertencia emitida por el Banco de España a finales de agosto, tras lo que "inmediatamente se activaron todos los procedimientos internos". Así, en cuanto se recabó la información, el Ayuntamiento ha procedido a interponer la correspondiente denuncia ante la Policía Nacional, que "se encuentra en plena investigación".

De hecho, las mismas fuentes advierten de que hay constancia de que el 'modus operandi' utilizado con el Ayuntamiento hispalense parece haber sido empleado para operaciones de estafas a través de la usurpación de datos de una empresa adjudicataria, como "así ha ocurrido en Córdoba y en otras ciudades".

En este marco, se incide en que los hechos se encuentran bajo investigación policial y, por tanto, no se pueden hacer públicos hasta el momento más datos sobre las averiguaciones que se están realizando.

Tal como ha avanzado el periódico 'ABC' en su publicación de este martes, en este tipo de estafas se harían pasar por empresas con las que la Administración pública tiene obligaciones de pago para conseguir que los pagos se vayan realizando a otras cuentas de su propiedad en vez de a la de la verdadera adjudicataria de la obra o servicio. Concretamente, en este caso, según señala, se habría monitorizado la correspondencia digital entre el Ayuntamiento y la contratista para poder suplantar la identidad de esta última para intentar cobrar los tres plazos del contrato de las luces de Navidad.

COMENTARIOS