El tiempo en: Jerez
Jueves 20/06/2024  

sociedad

Conoce las ventajas de las Sociedades Limitadas ya constituidas

Cuando se quiere empezar a operar con tu negocio y obtener la máxima rentabilidad, una buena alternativa es comprar una sociedad ya creada

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Sociedades.

Emprender está lleno de incertidumbres y a veces los ritmos a la hora de poner en marcha el negocio son más lentos de lo que quisiéramos. Una buena forma de evitarlo es cuando se compran Sociedades Inactivas que ya han sido creadas, pues el procedimiento se acelera y es posible ponerse a funcionar en un menor periodo de tiempo.

Como ves, es una alternativa de lo más interesante, por lo que queremos explicarte los pasos para saber cómo crear una sociedad nueva y la otra opción, adquirir una sociedad ya creada. Así vas a poder ver cuál es más conveniente para tus intereses.

Creación de una sociedad nueva

Para poder crear la sociedad es necesario conocer la forma jurídica de la sociedad que se desee crear y después realizar una serie de pasos:

Hacer que conste en el Registro Mercantil

Para ello escoge un nombre de la empresa. Eso sí, no olvides que no será posible registrar un nombre ya existente antes en el Registro Mercantil.

Apertura de una cuenta bancaria

En cuanto te inscribas en el Registro Mercantil, será necesario acudir a un banco que elijas y solicitar la apertura de una cuenta nueva para ingresar el importe del capital social de la sociedad. Una vez el dinero sea depositado, el banco te entrega un certificado que acreditará el depósito realizado.

Firma de los estatutos

En este apartado es necesario tener una gran precaución, puesto que hay que comprender todo lo que se firma para no caer en errores. En este sentido, puede ser conveniente solicitar ayuda a un abogado notario, de tal forma que puedas estar seguro de que la información contenida en los estatutos es completa y correcta.

En la redacción de los estatutos deben estar presentes los siguientes apartados:

· Nombre o denominación de la sociedad

· Objeto social

· Domicilio social

· Capital social

· Forma de administración

· Forma de establecer las deliberaciones y toma de acuerdo por los órganos de administración

Pacto entre los socios

Se tiene que redactar un pacto que clarifique los derechos y los límites que tienen cada uno de los socios. Hablamos de un acuerdo privado y donde deben estar presentes los apartados siguientes:

· Las funciones y las retribuciones que tendrán cada uno de los socios

· Regulación de las mayorías que sean necesarias para adoptar acuerdos

· Compromisos de permanencia y de no competencia

· Confidencialidad

· Control al transmitir las acciones de la sociedad

Obtén el CIF de tu nueva empresa

Deberás entregar la totalidad de la documentación que hemos comentado anteriormente y proceder a su entrega al notario. En la notaría se hará la revisión, y de ser correcta se te facilitará el CIF de la empresa. Así es como ya podrás tener constituida tu empresa y se podrá empezar a operar.

Cómo se constituye una sociedad ya creada

Si deseas constituir una empresa que ya fue creada con anterioridad, como decíamos al principio, el proceso es más rápido, pues solo será necesario que se modifiquen los datos ante el notario.

La sociedad que ya fue constituida es igual de válida que una que se origina desde cero y a efectos de la legalidad y de beneficios van a disponer de idénticos derechos.

La diferencia más importante es que en el proceso de generación se puede tardar mucho más tiempo y cuando se compra una que ya fue creada el proceso es casi inmediato.

Cuando se compra una que ya ha sido constituida, ya cuentas con el CIF definitivo desde el primer momento, por lo que solo vas a tener que proceder a su alta en Hacienda y empezar a pagar la preceptiva cuota de autónomos.

¿Dónde puedes comprar una sociedad que fue ya creada?

Este tipo de sociedad se pueden adquirir en Venta de Sociedades, que es una gestoría que se encarga en exclusiva de su constitución. Lo que hace básicamente es mantenerlas inactivas para después procederlas a su venta.

Esto supone que las compras que hagas con ellos tienen siempre una garantía de que están inoperativas y que están con cero deudas, lo que posibilita el lanzamiento de la empresa de forma sencilla y sin problemas, lo que es una gran ventaja que conviene aprovechar.Como has podido ver, se puede ahorrar uno bastantes plazos y documentación que en muchos casos termina siendo desesperante. La burocracia no es amiga del emprendimiento y cuanto más podamos reducirla, siempre que se cumpla con la ley, mejor.

Una vez que sabes de qué forma se puede comprar una sociedad que ya fue creada y qué opción es la mejor para adquirir una, esperamos que tengas la mayor suerte y éxitos en tu actividad emprendedora.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN