El tiempo en: Jerez
Lunes 20/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

sociedad

Desarticulan un presunto grupo de trata para explotación sexual en Barcelona

Sometían a las víctimas a un "férreo control" y debían estar disponibles las 24 horas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Policía Nacional. -

La Policía Nacional ha desarticulado una presunta organización criminal especializada en trata de mujeres para explotarlas sexualmente en Sabadell (Barcelona), ha informado la policía en un comunicado de este lunes.

Los agentes liberaron a siete víctimas, identificaron hasta 13 víctimas potenciales más y detuvieron a cinco personas --dos de las cuales han ingresado en prisión provisional--, a las que también se les imputan delitos relacionados con el blanqueo de capitales y contra la salud pública.

Las mujeres llegaban a Barcelona provenientes de Colombia con la promesa de un trabajo y apariencia de turistas, puesto que la organización les facilitaba billetes, reservas de hoteles y recursos.

Los detenidos presuntamente las ponían en servicio desde el "mismo momento" de su llegada, tras retirarles el teléfono móvil y el pasaporte y trasladarlas al prostíbulo, y ellos mismos actuaban a modo de 'call center' ofreciendo sus servicios a los clientes.

Los agentes realizaron dos entradas y registros en inmuebles de Sabadell el lunes 6 de marzo, en los que incautaron libretas de contabilidad, agendas telefónicas, material informático, dinero en metálico y drogas diversas, principalmente cocaína, metanfetamina y marihuana.

La vivienda en la que residían hacinadas en Sabadell estaba equipada con cámaras de seguridad y ellas debían "estar disponibles las 24 horas, dormir arregladas por si aparecía algún cliente" y pedir permiso para salir, algo que únicamente podían hacer en grupos de dos y por zonas cercanas al lugar.

Así, eran "sometidas a un férreo control" y recibían sanciones económicas si no cumplían con lo exigido o mantenían relaciones sexuales fuera de la organización.

Los clientes las agredían si no satisfacían sus deseos y las mujeres también estaban obligadas a consumir drogas y a ejercer la prostitución incluso estando enfermas.

El empleo ficticio que les habían ofertado consistía en trabajar como cocineras durante 12 horas al día con un sueldo aproximado de 33 euros por jornada, donde se incluiría alojamiento y comida, unas "condiciones laborales aparentemente aceptables, dada su situación de origen".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN